¿Conoces el significado de ‘sincretismo’?

Es hora de que conozcas de qué se trata el sincretismo, la mezcla cultural y religiosa que muchos pasan por alto.

Este término es utilizado en antropología cultural y en la religión. Se trata de la conciliación de doctrinas distintas que no tienen ningún nexo. Las fusiones de creencias en deidades de diferentes religiones o simplemente que no tengan relación se denomina como sincretismo.

En América y en África, el intercambio cultural y las colonias le han dado espacio al sincretismo religioso. El vudú haitiano, la macumba y la santería son ejemplos perfectos de la influencia y fusión de religiones como el catolicismo en creencias propias de la región o el país.

En Guatemala, en la iglesia de Santo Tomás de Chichicastenango están permitidos los ritos y adoración a imágenes de otra religión: la maya. Fue en 1800 cuando el padre Ximénez encontró en el interior del templo el manuscrito de Popol Vuh, -considerada ‘la biblia maya’-, para luego leerlo ante todos los que se encontraban ahí. Así que desde ese momento, los indígenas se convirtieron en practicantes de una fusión entre el catolicismo y la religión maya.

Este proceso comienza de manera casi inconsciente y se debe al intercambio cultural -y en muchas ocasiones- a la adopción de situaciones o figuras cotidianas en la religión. Como es el caso de vestimentas típicas de países que se van confundiendo con el tiempo con ropas determinadas para un evento religioso diferente; un fenómeno que consolida que las generaciones nacidas bajo esta alianza consideren que así fue desde el inicio. 

El término ‘sincretista’ fue utilizado por primera vez por el luterano alemán Pfaff en 1723, para referirse a la acción que realizaban los protestantes para ir ganando seguidores mediante la doctrina y las diferentes tradiciones.

El arte y la arquitectura se han encargado de representar el sincretismo en muchas formas alrededor del mundo. ¡Mira algunos ejemplos!

Serapis

Este busto realizado por Antínoo muestra a Osiris (dios de los muertos) y por detrás a Apis, un toro que fue bautizado como el dios de la fertilidad. Con el tiempo, el significado de esta estatua de dos cabezas fue cambiando, para ser adorado como uno solo. Así nació Serapis que más tarde se le conocería como el dios de la salvación de Alejandría.

Basílica de nuestra señora de Itatí

Latinoamérica. Está ubicado en Argentina y comenzó siendo un santuario indígena para rendir tributo a una figura de madera que supuestamente había aparecido en ese lugar y que había manifestado querer quedarse allí. En su lugar se construyó la iglesia católica que lleva por nombre la forma en la que los indígenas llamaban a su deidad.

Isis lactans

Esta escultura llamada ‘Isis Lactans’, muestra a la diosa egipcia con un aspecto ‘humano’ y muy parecida a la diosa frigia Cibeles, honrada por todo el mundo antiguo. Esta forma de Isis fue adoptada por este imperio y por muchos pueblos mediterráneos como una diosa de la fertilidad. 

La basílica del Cisne

La basílica del Cisne en Ecuador es un claro ejemplo de sincretismo. La historia narra que una pastora les prometió a los indígenas de la zona que si tallaban una imagen de ella y la colocaban en ese lugar, ella terminaría con la época de la sequía. Años después la voluntad de esa mujer se cumplió y los indígenas -con ayuda de un español-, esculpieron su figura.

Luego se levantó el templo que se conoce hoy en día y los católicos se adjudicaron esta imagen -proveniente de la cultura indígena- a su religión, afirmando que se trataba de la Virgen María. 
 

Titi González Méndez | Culturizando
Con información de educalingo.com | muyinteresante.es