Teleiofilia: jóvenes entre la atracción y lo prohibido

La teleiofilia o adultofilia es el comportamiento sexual en el que una persona menor de edad se siente atraída tanto física, como mental y sexualmente por otro individuo de edad avanzada... ¿Has sentido alguna vez este tipo de atracción? ¿Conoces a alguien adultófilo? ¿Qué consecuencias puede tener esta preferencia? Descubre todo acerca de este tema aquí.

yoiceluciano .
Creado por yoiceluciano .
Elegir 1 may 2018
Help Translate This Item

Aunque la teleiofilia sea un concepto prácticamente desconocido socialmente hablando, hasta el día de hoy no es considerado una parafilia sexual, puesto que la atracción que un individuo pueda generar hacia otro con características físicas y mentales más desarrolladas es bastante común en el ser humano...

¿Por qué? Pues porque principalmente el completo desarrollo físico y mental de un individuo influye en gran medida en la atracción que las personas puedan experimentar hacia otras, en este caso, la que los menores de edad sienten por los adultos.

Este término fue utilizado por primera vez en el año 2000, por el sexólogo americano Ray Milton Blanchard, conocido principalmente por sus trabajos de investigación sobre la pedofiliala transexualidad y la orientación sexual.

Esta concepción se formalizó para evitar neologismos, como "adultofilia" o "normofilia", que se usaban ocasionalmente, pero no tenían una definición precisa. Sin embargo, este término es principalmente usado por sexólogos profesionales en la literatura científica.

Ray Milton Blanchard.

A pesar de que este tipo de relaciones son legalmente prohibidas y penadas por la ley con la cárcel -y en algunos casos con la muerte- muchos adultófilos mantienen relaciones estables, gratificantes y consensuadas con su pareja adulta.

Dentro de la teleiofilia existen tanto homosexuales como heterosexuales, y se da en hombres y mujeres, en cualquier rango de edad con tal y ya tengan la sexualidad despierta.

Cuando el adultófilo es menor de edad, en la mayoría de los casos mantiene una ''buena'' relación con un pedófilo o efebófilo, lo que permite que su atracción sea correspondida.

La adultofilia se ha practicado desde tiempos ancestrales, en la Antigua Grecia llegó a ser incluso una tradición aristócrata, en muchos casos era necesario realizar una especie de ritual para consensuar la unión, donde tanto el amante como el amado marcaban ciertos límites que definían el margen entre el amor y el abuso.

Apolo, Jacinto y Cipariso. Aleksandr Ivánov. 1834.

A pesar de que hoy en día es ilegal este tipo de relaciones, son más comunes de lo que realmente se cree... Lo que demuestra quizás que las preferencias sexuales, las atracciones e incluso el amor puede ir más allá de lo socialmente ''aceptado y correcto''.

Y tú...

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Te parece que es simplemente una preferencia y no hay nada malo en ello? ¿O por el contrario crees que jamás podría ser aceptado este tipo de atracciones? ¡Coméntanos tu opinión!