¿Por qué las puertas en Dublín son de colores?

Los colores que se usan en las puertas dublinesas siempre son vivos y alegres, resaltando sobre las fachadas comunes de oscuro ladrillo del más puro estilo georgiano inglés que representa a la ciudad, pero... ¿sabes por qué ocurre esto?

yoiceluciano .
Creado por yoiceluciano .
Elegir Nov 1, 2017
Help Translate This Item

A ciencia cierta no hay una explicación oficial o verificada sobre este curioso hecho, sin embargo existen varias hipótesis o leyendas sobre el mismo...

Cualquiera que sepa un poco sobre la cultura inglesa o haya visitado alguna cuidad de Reino Unido sabe que la arquitectura de sus edificios y construcciones es en su mayoría georgiana, además prácticamente todas las puertas están pintadas de negro o colores oscuros y opacos, a pesar de esto, en Dublín -la actual capital de Irlanda- rara vez podrás encontrar una puerta de color oscuro en una casa.

Desde hace mucho tiempo, las puertas de colores en Dublín han dado muchísimo de qué hablar. Y aunque pudiéramos pensar que tan solo es un rasgo más de la cultura, el humor y simpatía irlandesa, lo cierto es que sobre esta costumbre de pintar las puertas de colores -y posiblemente diferentes a la puerta del vecino- existen al menos dos leyendas:

1

Para llevarle la contraria a Inglaterra y a la monarquía

Esta versión de los hechos cuenta que en el período de tiempo de mandato de la reina Victoria en Inglaterra, luego de que esta quedó viuda, realizó la orden de mandar a pintar todas las puertas en los hogares de Reino Unido de negro, como una señal de luto en torno a ese acontecimiento.

Pero los irlandeses, que nunca habían tenido una gran simpatía con Inglaterra y su monarquía optaron por llevar la contraria de forma bastante creativa y empezaron a teñir sus puertas principales con colores vivos y llamativos.

Siguiendo esta hipótesis, así fue como las calles de Dublín se empezaron a colmar de llamativos colores mientras que el resto de Reino Unido guardaba luto con sus puertas negras.

2

¡Un asesinato equivocado!

Otra de las leyendas cuenta que una vez, un irlandés el cual estaba acostumbrado a luego de su trabajo pasar por un bar a tomar cervezas, un día volvió a su casa ebrio y encontró a su mujer con otro hombre manteniendo relaciones sexuales.

Este, enfurecido, celoso y sin ningún reparo, y más aún estando bajo los efectos del alcohol, decidió matarlos a ambos como método de venganza.

A la mañana siguiente, cuando se despertó con un gran dolor de cabeza y resaca, se dio cuenta de que había matado a sus vecinos por equivocación. 

Tomando en cuenta esta gran desgracia, todo el mundo decidió pintar las puertas de sus casas de colores chillones y diferentes a la de sus vecinos, ya que no querían ni estaban dispuestos a que ningún otro habitante se confundiera de puerta al llegar por la noche y cometiera un suceso como este.