La increíble mutación genética de un astronauta luego de pasar un año en el espacio

Hace algún tiempo, la NASA realizó un experimento, en el cual involucrando -de manera voluntaria- a dos hermanos astronautas que son gemelos idénticos obtuvieron un resultado alucinante. Uno de ellos viajó al espacio y el otro se quedó en la Tierra, los cambios genéticos que se dieron entre los dos fueron asombrosos...

yoiceluciano .
Creado por yoiceluciano .
Elegir 13 nov 2017
Help Translate This Item

Scott y Mark Kelly son los nombres de los hermanos americanos que formaron parte de este interesante experimento el cual fue llevado a cabo por la NASA. Actualmente, ambos tienen 53 años y no solo tienen la curiosa particularidad de que ambos son astronautas, sino que además, también son gemelos.

Aprovechando todas estas grandes peculiaridades, la NASA puso en prueba a los gemelos y los sometieron, de manera voluntaria, a diversas situaciones y análisis para lograr entender cómo los viajes espaciales pueden generar un impacto en la genética humana y en el cuerpo en general.

El inicio de un increíble hallazgo:

El experimento, principalmente y a grandes rasgos consistió en que se recolectaron muestras de ambos hermanos (sangre y material de biopsias), mientras que uno de ellos (Scott Kelly) se encontraba en órbita en una nave espacial y el otro (Mark Kelly) permanecía dentro del planeta Tierra.

El primer cambio radical que se presentó fue en Scott... tras su llegada del espacio después de pasar 340 días en una nave. La estatura de este cambió de forma significativa y midió 5 centímetros más que su hermano Mark.

De acuerdo con la NASA, que Scott volviera más alto de lo que era entraba en los cálculos iniciales, ya que su crecimiento se debió a la falta de gravedad en el espacio exterior, situación que habría generado que los discos espinales del mismo se expandieran.

Otro de los resultados preliminares y destacados del experimento tuvo que ver con el ADN del mismo Scott Kelly, el cual dio a revelar modificaciones sorprendentes.

Uno de los cambios detectados por el estudio fue el crecimiento de los telómeros (extremo de los cromosomas cuya función principal es la estabilidad de los mismos) durante su estadía en el espacio, que alcanzaron una longitud mayor que los de su gemelo, y luego regresaron a su tamaño original al regresar a la Tierra.

Lo significativo de este hallazgo es que los telómeros tienden a reducirse naturalmente a medida que el cuerpo envejece y los científicos esperaban que el viaje al espacio acelerara en gran medida este proceso, pero para sorpresa de muchos, ocurrió exactamente lo contrario.

Otro de los misterios que se develaron en este experimento fue la gran reducción en la metilación del ADN de Scott Kelly durante el período en órbita (proceso por el que el gen desactiva las secciones que no necesitan ser copiadas), mientras que el mismo proceso se aceleró en su hermano gemelo Mark, durante ese mismo período en la Tierra.

Los investigadores de este experimento trabajan en la actualidad para detectar qué provocó exactamente todas estas modificaciones a nivel molecular, aunque algunas de las alteraciones drásticas que se detectaron en el experimento podrían atribuirse a las especiales condiciones de vida en el espacio exterior, tales como comer comida deshidratada, cambios en los patrones de sueño, exposición a microgravedad, y otras.

¿El inicio de un gran paso para la ciencia?

De todos modos, este experimento promete entregar reveladores datos que podrían ayudar a futuros y anhelados proyectos de la NASA, como instalar, por fin, una base habitada en el mítico planeta Marte.

Fuente: Guioteca.com