El peor papa del mundo: prostitución, asesinatos, incesto y corrupción

Desde el inicio de su historia, el Vaticano se ha posicionado como una de las fuerzas políticas y religiosas más importantes del mundo, sin embargo las polémicas y controversias dentro de su entorno no podían faltar... en especial en cuanto a papas y sacerdotes se trate. El papa Alejandro VI fue uno de ellos, quien es considerado por muchos como uno de los peores en toda la historia del Vaticano.

yoiceluciano .
Creado por yoiceluciano .
Elegir 2017 M12 5
Help Translate This Item

Alejandro VI, quien en su época era mayormente conocido como Rodrigo Borgia fue el papa electo en el año 1492, aunque según lo que se dice, esta elección no fue del todo ''transparente y democrática'' ya que se especula que compró la mayoría de los votos, sobornando a los cardenales de turno con joyas y lujosas propiedades.

La historia en torno a este hombre cuenta que fue un atroz monstruo que prostituyó de forma impensable la Iglesia romana, que gracias a él muchas de las tradiciones se perdieron y que usó todo su poder para concentrarse en actividades ilícitas, delictivas e imperdonables ante los ojos de Dios.

Retrato de Alejandro VI

La vida de Alejandro VI fue conocida por ser sumamente violenta y deshonrada, incluso desde que era muy pequeño...

Según lo que se sabe, el delito lo acompañaba desde que era tan solo un niño, puesto que supuestamente cuando contaba con solo 12 años de edad cometió su primer asesinato, matando a otro niño con una espada.

Por otro lado, se dice que este papa mantenía relaciones sexuales con su propia hija Lucrecia Borgia, quien a su vez se acostaba con su hermano César, el mayor de los hijos de Alejandro VI.

A pesar de que Lucrecia y César fueron los hijos más afamados de este personaje, no fueron los únicos. Debido a su apetito sexual se dice que tenía una larga lista de hijos, legítimos e ilegítimos, los cuales fácilmente superaban los 10.

Además, Rodrigo Borgia poseía una gran fascinación y atracción por las mujeres casadas, las cuales hacía sus amantes gracias al gran poder que poseía. Incluso, se llegó a decir que en una ocasión casó a una mujer con dos hombres solo para sentir más placer al hacerla su amante.

Retrato de Lucrecia Borgia

Vannoza Cattanei fue la amante más afamada y conocida de este transgresor papa, con quien empezó a relacionarse cuando esta apenas tenía 18 años. Además, Rodrigo mantuvo relaciones sexuales con la madre y la hermana de la misma.

Como si fuera poco, los gustos de Borgia no acababan allí, ya que según declaraciones de Voltaire, se involucraba gustosamente en grandes orgías las cuales estaban compuestas por mujeres, hombres, y en varias ocasiones hasta de animales.

No bastándole con cometer todos estos repudiables hechos dentro del Vaticano, el papa Alejandro VI iba más allá y en muchas ocasiones recurría al asesinato.

Reiteradas veces fue acusado de asesino, mayormente de personas que atentaban en su contra y buscaban alejarlo del poder, entre los que se incluían cardenales, obispos y sacerdotes. Se dice que su modus operandi favorito era el envenenamiento.

Corrupción y más corrupción

La corrupción y el descaro fue tanto, que durante su período al mando del Vaticano, el mismo maestro de ceremonias dijo en una oportunidad:

"Ya no existe ningún delito o acto de vergüenza que no tenga lugar en público en Roma y en el hogar de Dios. ¿Quién podría no sentirse indignado por los terribles actos de lujuria que se cometen abiertamente en su casa, sin respeto a Dios o al hombre? Las violaciones y actos de incesto son innumerables. Grandes multitudes de cortesanas frecuentan la Plaza de San Pedro. ¡Proxenetas, burdeles y prostíbulos se encuentran por todas partes!".

En paralelo y para reforzar todos estos indignantes y repudiables hechos, el historiador especializado en la vida de los papas, Ludwing von Pastor, ha señalado y declarado que ''la evidencia en contra de Rodrigo es tan fuerte y firme que es imposible restaurar su reputación''.

Rodrigo Borgia, conocido también como el papa Alejandro VI