Test: ¿Cuál es tu nivel de inteligencia sexual?

La inteligencia sexual nada tiene que ver con tus dotes sexuales, sino en cómo piensas ante el sexo en tu vida diaria.
Puede que este test arroje un resultado que no quieres ver, pero contesta con sinceridad y utilízalo para mejorar lo que haga falta. ¡Nunca es tarde!

recreoviral
Krijuar nga recreoviral
5 pri 2017

Completa la frase: El sexo es más placentero cuando...

¿Con qué frecuencia tienes pensamientos sexuales?

Generalmente... ¿Eres de tomar la iniciativa para tener relaciones sexuales?

¿Cuál es tu momento preferido en el sexo?

¿Con qué frecuencia tienes relaciones sólo para complacer a tu pareja?

¿Eres abierto/ a probar nuevas experiencias en el sexo?

¿Buscas información sobre diferentes posiciones sexual o formas de satisfacer a tu pareja?

¿Cómo piensas que es tu vida sexual en comparación con el resto de la gente?

Generalmente... ¿Qué haces después de alcanzar el orgasmo?

¿Cómo calificarías tu habilidad en la cama?

Tu nivel de inteligencia sexual es...

Tu nivel de inteligencia sexual es...

Vives el sexo con plenitud. Sabes lo que te gusta, y también cómo satisfacer al otro. No tienes prejuicios y estás abierto a experimentar lo que sea necesario para generar más disfrute.
Atrás quedaron los nervios adolescentes y las inseguridades de la falta de experiencia. El sexo es puro gozo y cada día se pone mejor.
¡Qué excitante!

Tu nivel de inteligencia sexual es...

Tu nivel de inteligencia sexual es...

Eres como la mayoría... Disfrutas del sexo, pero lo normal. Te gustaría hacerlo más seguido, pero estás cansado/a y dormir es más tentador que un breve orgasmo. Tampoco estás innovando mucho con tu pareja y esto te quita motivación.
No estás muy predispuesto/a a probar cosas nuevas, pero no sabes muy bien por qué. A veces piensas en comprar un juguete sexual o tratar de cumplir alguna fantasía, pero te olvidas rápidamente.
¡Qué aburrido!

Tu nivel de inteligencia sexual es...

Tu nivel de inteligencia sexual es...

Siempre te quedas en el terreno de lo conocido. El sexo se volvió rutinario y aburrido, pero no tienes muchas energías para explorar cosas nuevas. Por lo menos ésa es la excusa que te pones. De hecho, a veces prefieres auto satisfacerte antes de propiciar un encuentro sexual.
¡Muy triste!