¿Qué personaje de 'La casa de papel' eres según tu personalidad?

Berlín, Tokio, Moscú, Denver, Rio, Nairobi... son muchos los personajes que podemos encontrar en 'La casa de papel'. ¿Cuál de ellos serías según tu personalidad?

Objetivo TV
Created By Objetivo TV
On 2018 M03 29

¿Cómo te describirías a ti mismo con una palabra?

Te encuentras en una pelea, ¿qué haces?

¿Qué haces si te mandan hacer un trabajo que no te gusta?

¿Cuál es tu meta en la vida?

Elige la frase que te defina:

¿Dónde te sientes más feliz?

¿Qué canción encontraremos en tu móvil?

Berlín

Berlín

¡Eres Berlín! El jefe al mando en el interior de la Fábrica de Moneda. Ladrón de guante blanco especializado en el robo de joyas. Ingresó en el mundo del crimen para mantener el altísimo nivel de vida al que estaba acostumbrado desde la cuna. Es un hombre que sabe tener modales finos, que se cree superior al resto de la banda, a quienes desprecia íntimamente. Pero también sabe ser brutal y directo cuando conviene. Su talón de Aquiles son las mujeres, y esta será la circunstancia que ponga en riesgo su liderazgo.

Tokio

Tokio

¡Eres Tokio! Dura, impulsiva, con una aparente falta de empatía (aunque esto sólo sea una pose). Su vida siempre fue un balancín. Tokio ingresó en el mundo del crimen con 14 años siguiendo los pasos de su novio, de 28. Desde entonces ha alternado periodos de normalidad, con su empleo convencional, con otros ligados a todo tipo de atracos. Eso sí, cada vez más audaces. En uno de ellos, el asalto a una furgoneta de Prosegur, se vio envuelta en un tiroteo con el resultado de tres muertos, uno de ellos su novio. En búsqueda y captura desde entonces.

Moscú

Moscú

¡Eres Moscú! Minero. La silicosis y el asma lo alejaron de la mina y terminó en una cerrajería. Es capaz de hacer cualquier cosa con metal y, por supuesto, abre cualquier cerradura. Esa habilidad y una etapa de precariedad económica le llevaron al crimen. En los últimos años ha sido condenado por atracos, estafa, robo de varias joyerías y su gran especialidad: Agujerear cajas acorazadas. Su debilidad es su hijo (Denver), cabeza loca del que nunca ha hecho carrera, y con el que ahora comparte misión y banda en la Fábrica de Moneda.

Denver

Denver

¡Eres Denver! hijo de Moscú. Macarra de extrarradio, un poco corto de miras e impulsivo. Alternó su juventud entre los botellones del parking del Caprabo y las barracas de la feria. Coqueteó con todas las drogas posibles y quizás por tal abuso, hay una conexión en su cerebro que salta a “modo irascible” sin motivo alguno. Genera tensión por donde pasa, y es mejor no tratar en exceso con él. Su padre es su único anclaje con la humanidad y los sentimientos. Haría cualquier cosa por él.

Río

Río

¡Eres Río! Un chico que ha pasado su infancia programando y hackeando. Una adolescencia con la mirada en la Red. Esa capacidad y esos conocimientos le hicieron jefe técnico de una empresa de seguridad siendo aún muy joven. En lo personal, todo ese saber no vino acompañado de un grado de madurez equiparable. Así, pronto se vio metido en hackeos y roturas de sistemas de seguridad que poco tenían de juego. Terminó en búsqueda y captura por la Interpol, situación de la que le rescató El Profesor. Es el maestro tecnológico del grupo.

Nairobi

Nairobi

¡Eres Nairobi! Una joven con una dura infancia que tuvo que ganarse la vida realizando falsificaciones. Embarazada y abandonada por un novio que tuvo en la adolescencia, no vio otra opción que el delito para salir adelante. Su faceta “creativa” le vino muy bien, y pronto era una cotizada falsificadora de todo tipo de cosas, siempre que tuvieran valor material. Tras pasar por prisión, perdió la custodia del pequeño. Con este golpe aspira a recuperarlo y retirarse con él a un lugar tranquilo.

El Profesor

El Profesor

¡Eres El Profesor! Treintañero. Barba, gafas de pasta… El cerebro de la operación. Un hombre que nadie asociaría a priori a ningún plan criminal. Dialogante, de fina ironía y autodidacta, es la antítesis de cualquiera de los individuos que integran su banda. De inteligencia superior, ha planeado durante años hasta el mínimo detalle de la operación. Parece saberlo todo, anticiparse a todo desde su puesto de observación en el exterior. No obstante, no contaba con establecer un vínculo tan fuerte con la negociadora policial (Raquel), una mujer que le va a marcar.

Raquel

Raquel

¡Eres Raquel! La inspectora, responsable policial del secuestro. A la Inspectora Raquel Murillo este asunto le viene en el peor momento. El secuestro con rehenes que tiene que negociar le cae en la fiesta infantil de su niña Paula, 7 años. Con una tensión creciente en su vida por la gestión imposible de una custodia arrebatada a su ex marido. No obstante, y casi para su sorpresa, la burbuja en la que está a punto de ingresar, 24 horas al día durante once días, le da mucho más de lo que le quita.