La maldición del artista Zdzisław Beksiński

Sumergido en un mundo de tenebrosos escenarios producto de su imaginación, la vida del artista se convirtió en una de las tragedias que pintaba. Después de la muerte de su esposa el mundo le cambió totalmente.

Mary Villarroel Sneshko
Creado por Mary Villarroel Sneshko
Elegir May 28, 2017
Help Translate This Item

¿Quién fue Zdzisław Beksiński?

Zdzisław Beksiński (1929-2005) fue un renombrado artista polaco, reconocido por sus obras de arte “tenebrosas”. Su estilo era gótico y barroco, con toques de surrealismo. Estudió arquitectura y la ejerció por algunos años, pero lo aburría, su pasión era el arte. Pese a que no tuvo ningún tipo de formación artística, sus obras resultaban impresionantes a la vista, sobre todo por la temática gótica y tenebrosa.

Después de dejar la carrera de arquitecto, comenzó a trabajar como diseñador en una fábrica de automóviles, este fue su primer acercamiento al mundo de las artes. Cerca de los años 50, descubrió el mundo de la fotografía y rápidamente se convirtió en una de sus pasiones.

Sus fotos tenían temáticas sexuales (específicamente sadomasoquismo) y tenebrosas, pero pronto la dejó a un lado por no tener la tecnología suficiente para alterarlas y editarlas a su gusto personal. Por lo que se cambió a la pintura.

Mientras que en la fotografía se sentía preso, los dibujos y las pinturas le permitían ejecutar su visión totalmente, los llamaba “sueños fotográficos”. Su trabajo comenzó a tener éxito y desde entonces, trabajó como un artista de tiempo completo.

Sus trabajos fotográficos incluían frecuentemente cuerpos desnudos amarrados, haciendo alusión a su pasión por las tendencias sadomasoquistas.

¿Cómo era su arte?

El artista encontró su pasión por la pintura y nunca la abandonó. Sus temas siempre rodearon escenarios apocalípticos en mundos surrealistas. Comenzó fabricando esculturas de yeso, metal e hilo, pero nunca se destacó como un talentoso escultor.

Beksiński describía su arte como "Fantasy Art", que consiste en la creación de mundos fantásticos e irreales. Sin embargo, los críticos categorizan su trabajo como "gótico y surrealista".

Sus principales fuentes de inspiración, fueron Brueghel, Ernst, Bosch y H. R. Giger.

Un dato curioso de su vida como artista, fue que nunca quiso titular sus pinturas, argumentaba que quería evitar cualquier interpretación metafórica.

El comienzo de la tragedia familiar

Su mayor inspiración siempre fue la muerte, la oscuridad y el apocalipsis. Sus pinturas llamaban la atención del público por el hecho de que salían totalmente de los patrones de la "normalidad". No seguía las líneas estéticas del momento, era un artista que trabajaba para si mismo.

Su vida comenzó a volverse una pesadilla cuando murió su esposa Zofia, en 1998, después de años de luchar con un terrible cáncer. El artista, después de su muerte quedó devastado y se refugió en el arte y en su hijo.

El matrimonio había tenido un solo hijo, llamado Thomas: Un importante periodista cultural, una de las voces más famosas de la radio polaca y un gran amante de la música.

Las inclinaciones artísticas de Beksiński, en un principio, no tenían nada que ver con su realidad. Disfrutaba de una vida agradable en familia, hasta la muerte de su esposa el año 1998.

La trágica muerte de Tomasz

Un año después de la muerte de su esposa, en vísperas de navidad, su hijo Tomasz decide quitarse la vida. Nadie sabe con exactitud cuáles fueron sus motivos, pero el periodista ya había pasado por varios intentos, uno de ellos a los 16 años cuando intentó suicidarse tomándose un frasco de pastillas.

Beksiński, nunca fue un hombre sociable, su familia era su vida. Con la muerte de Tomasz, quedo totalmente solo e inició un proceso de progresiva autodestrucción (psicológica, nunca física).

Muchos críticos de arte comparan su trabajo con el pintor suizo Hans Giger, el que se encargó de diseñar los extraterrestres para la reconocida película de terror Alien (1979)

Un terrible asesinato

Beksiński terminó viviendo solo y dedicándose a su pintura, en el 2005 la policía lo encontró muerto en su apartamento, había sido asesinado.

El 21 de febrero de 2005, Beksinski fue hallado muerto en su apartamento en la capital de Polonia, Varsovia con 17 puñaladas en su cuerpo. Robert Kupiec un joven de 19 años, que era el hijo del conserje del edificio, decidió matarlo puesto que el artista no quiso prestarle dinero. El asesino se declaró culpable y fue condenado a 25 años de prisión.

Beksiński siempre fue admirado por su talento y su arte, pero después de su muerte, muchos comenzaron a temerle a sus obras puesto que pensaban que estaban "malditas".

La vida del artista comenzó a ser tan trágica que muchos pensaban que estaba poseído por entes demoníacos, que lo hacían alucinar y lo inspiraban a pintar sus paisajes apocalípticos.

Si quieres ver más de su arte, ingresa aquí

Por Mary Villarroel Sneshko | @Vivodesorpresas  | Culturizando
Con información de: Culture.pl