¿Sexo durante el embarazo?

Tener relaciones sexuales durante el embarazo siempre ha sido una preocupación para muchas mujeres ya que existen dudas respecto al tema y existe la creencia de que se puede lastimar al bebe, sin embargo está comprobado que si se puede practicar siempre y cuando no este contraindicado por el obstetra. Es importante que las parejas se informen y practiquen las mejores posiciones para que ambos se sientan satisfechos. Algunas de las mejores posiciones son las siguientes:

Maria Gabriela Roa Baez
Creado por Maria Gabriela Roa Baez
Elegir Aug 12, 2017
Help Translate This Item

Postura del misionero

Es la más clásica y “popular” de todas: la mujer se tumba boca arriba, con las piernas separadas, y el hombre se pone encima de ella. Durante los primeros meses de embarazo, se puede practicar sin dificultad. Además, resulta cómoda y natural para la pareja, que puede mirarse y besarse.
Es importante señalar que a partir del quinto mes de embarazo, puede resultar algo molesta para ella, porque puede experimentar una sensación de aplastamiento, si el hombre no es bastante ágil como para no dejar caer todo el peso sobre la barriga. En estos casos, es preferible suspenderla y dedicarse a otras posturas que no “afecten” a la zona del vientre.

Postura de las cucharas

En esta posición hay una penetración menos profunda, por lo tanto es bastante cómoda para la mujer en cualquiera de las etapas del embarazo. La mujer se tumba de lado, con las piernas extendidas o ligeramente flexionadas en ángulo, y la pareja se pone detrás de ella. Es muy adecuada en pleno embarazo, porque permite descargar lateralmente todo el peso de la barriga. Además, es una postura muy suave y relajante, que favorece las caricias y la intimidad en la pareja: el hombre también puede estimular otras zonas erógenas de la mujer, como el cuello y las orejas.

Postura andrómaca

La mujer está sentada a horcajadas sobre la pelvis del hombre, que está tumbado en la cama, por lo tanto tiene control sobre la penetración. Es la postura favorita de muchas mujeres, además de ser muy estimulante para ambos miembros de la pareja. Resulta muy adecuada durante el segundo trimestre de embarazo.
Es posible que si se realiza durante mucho tiempo, puede fatigar las piernas de la mujer. En este caso, la pareja puede ayudarla a moverse en vertical, empujándole las caderas con las manos.

Postura del perrito

La mujer está a cuatro patas en la cama, con las piernas separadas, y el hombre detrás de ella, de rodillas. Resulta ideal cuando a la mujer le empieza a molestar el peso de su pareja y quiere proteger la barriga de los movimientos demasiado enérgicos. Buena parte del peso de la pareja recae sobre los brazos de ella. Para que esta postura resulte más agradable, es mejor apoyar las rodillas en un cojín.