La curiosa forma en que se hacen los efectos de sonido en las películas

El sonido es fundamental en cualquier filmación, ya sea una película, serie o novela, por lo que los productores deben hallar la mejor manera de imitar los sonidos que produce la grabación. Es momento que descubras la peculiar forma en que se graban los sonidos.

¿Te imaginas ver tu serie o película favorita en mute? No existiría esa sensación de misterio, suspenso, acción y demás emociones provocadas por los efectos de sonido.

Los “efectos foley”, es el nombre dado al conjunto de técnicas usadas para dar vida sonidos que apoyan a una película, fue Jack Foley el impulsor de estos métodos en la película "El fantasma de la ópera" en 1925.

Una vez que la película es filmada, en la fase de post-producción, se cuenta con una gran sala donde un grupo de personas están encargadas de simular los efectos de sonidos que corresponden a las imágenes, pues esta forma soluciona los problemas y complicaciones de grabar en tiempo real, por ejemplo, el sonido de un puñetazo, caballos corriendo, cráneos rotos y demás.

Getty Images

Con un equipo especial para grabar sonido, estas personas imitan las acciones representadas en las películas (pasar páginas, cocinar, lavarse las manos) haciendo y durando exactamente lo mismo que el personaje.

Obviamente hay acciones que no pueden imitarse como romper cráneos, navegar en barcos o pelear para obtener el sonido más realista, para ello se usan otros elementos que al usarlos correctamente, causará un sonido bastante parecido.

Para simular el sonido de caminar en el bosque sobre algunas ramas secas, los expertos en foley quiebran varias veces un palito de pan tostado para imitar y exagerar el mismo ruido.

En este video se muestra la magia detrás de los sonidos de las películas.

¿Zarpar en un bote de madera? Se toma el mismo material y se arrastra reiteradas veces sobre arena o piedras, dependiendo de la imagen, al mismo tiempo se mueve con las manos el agua dentro de un tobo para simular el movimiento del agua.

¿Un pez fuera del agua? No hace falta pescar uno, con un trapo húmedo haciendo un toqueteo en el brazo se logra el mismo sonido.

Si hay miedo en la escena y el personaje tiene una respiración agitada, inflar un globo con la boca e ir desinflando e inflando rápidamente, podríamos imitar el sonido de la respiración.

No hace falta romper un cráneo, con quebrar la concha de una nuez será suficiente para simular el mismo sonido. ¿Huesos rotos? Mejor romper unos tallos de céleri para hacer el mismo sonido.

La mayoría de los sonidos en las películas tienen una forma inusual de hacerse que solo los expertos en foley logran recrear, todo en un mismo lugar en el que estas personas no pueden decir ni una palabra que afecte la grabación.

Cada vez que escuches cualquier sonido en las películas o series que estés viendo, recuerda que detrás de ello hay personas que dedican su vida a crearlo de la manera más realista posible.

Por Juan Bacallado | @9jmbg9 | Culturizando
 
Con información de: Pixelaco