9 cosas que debes conocer de los amish, una comunidad que vive sin tecnología

Los amish son pequeños grupos de personas que viven alejadas de la ciudad, tienen costumbres muy antiguas y no se ajustan a los avances modernos de la actualidad. Viven de la agricultura, se transportan en carretas y caballos y tienen sus propias reglas, pero hay 9 cosas que debes saber sobre ellos.

Juan Bacallado
Creado por Juan Bacallado
Elegir 12 abr 2018
Help Translate This Item
1

Movimiento post reforma

Luego de las reformas en la Iglesia impulsadas por Martín Lutero en el siglo XVI que dio lugar a diversos movimientos religiosos protestantes como los luteranos y calvinistas, también se formaron otros grupos religiosos en Europa Central como los anabaptistas.

En esta religión solo se bautizaban a los adultos que se arrepentían de su pasado, con la Biblia como única ley de vida y alejados de las reglas civiles y eclesiásticas, los anabaptistas surgieron en Suiza y el sur de Alemania en el año 1523.

Sin embargo, dentro de este movimiento también se dieron varias reformas debido a contradicciones entre ser más conservadores o liberales, dividiéndose en los hutteristas de Moravia y los menonitas de los Países Bajos, estos últimos eran considerados los más radicales y conservadores.

A pesar del radicalismo dentro de los Menonitas, para algunos todavía no era suficiente y había que profundizar su cultura, ocurriendo una separación fomentada por el anabaptista Jakob Ammann en 1693. De allí en adelante el nuevo grupo llamado amish se distribuiría en Estados Unidos, Canadá, México y otros países de Centroamérica y Sudamérica.

2

Reglamento propio y obligatorio

No importa en qué país vivan, los amish no siguen las reglas de la zona en que se establezcan, en cambio, siguen un estricto conjuntos de normas que puede variar según la comunidad, llamado Ordnung.

La mayoría de su reglamento parte de las escrituras bíblicas y solo se puede agregar o cambiarse alguna norma si la mayoría lo desea y la minoría lo acepta, en caso de no haber un acuerdo, la minoría suele marcharse a otra comunidad o formar una propia.

Dentro de las normativas se estípula los códigos de vestimenta obligatorios para hombres y mujeres, el uso de artefactos externos y más. Cada 2 años se lleva a cabo una reunión entre miembros de la iglesia para discutir acerca del Ordnung, luego de concretar un acuerdo, se realiza la eucaristía.

3

Salir o quedarse

Cuando los jóvenes amish cumplen los 16 años de edad, se les provee un permiso especial por parte de sus padres para experimentar por primera vez el resto del mundo, teniendo la posibilidad de ir a la ciudad y vivir las experiencias de la sociedad moderna. Luego los jóvenes deberán decidir si volver y bautizarse dentro de los amish o renunciar a la comunidad.

En caso de elegir la segunda opción, el amish no podrá volver a la comunidad ni tener contacto con sus miembros, lo mismo puede suceder en caso de romper alguna de las normas del Ordnung.

Sin embargo, la mayoría de los jóvenes vuelven a la comunidad para seguir siendo parte de los amish, y en caso de haber elegido marcharse, tendrán la oportunidad de arrepentirse y recibir una segunda oportunidad de regresar siempre y cuando los ancianos lo acepten.

4

Vida femenina

Al ser una cultura tan antigua, tienen tradiciones bastante conservadoras, por lo que las mujeres amish deber cubrir su cabello con un paño o tenerlo amarrado, su ropa consiste en un vestido liso ancho y largo, sin ningún tipo de estampados o diseños ya que debe ser de un solo color, además de no poder vestir nada de joyas ni adornos.

Igualmente, los amish siguen una cultura patriarcal, pues la mujer debe ser completamente obediente a su padre cuando está soltera, y a su esposo cuando contrae matrimonio. Sus prioridades deben ser la iglesia, la comunidad y su familia, antes que ella misma.

5

Hombres amish, sin botones, con barba pero sin bigote

Los habitantes masculinos de la comunidad también tienen su código de vestimenta, con pantalones oscuros de tirantes para no usar cinturón, además de vestir camisas y chaquetas que no pueden tener botones, en ese caso usan ganchos para poder abrocharse.

Durante su soltería, los hombres amish deben estar bien afeitados, pero después de casarse tienen que dejarse crecer la barba y mantenerla larga, esto representa una señal de respeto y cumplimiento de su rol dentro de la comunidad.

Aunque en su caso, los hombres amish a pesar de estar en matrimonio no deben dejarse crecer el bigote, debido a que en los siglos XVI, XVII y XVIII cuando eran víctimas de persecuciones y abusos, los oficiales militares que lo permitían solían tener bigotes y no barba, por lo que el uso del bigote es un signo de militarismo.

6

Sin tecnología

Su cultura conservadora mantiene a los amish alejados de todo tipo de avances tecnológicos que se han logrado desde su creación, por lo que no usan vehículos de ningún tipo más que una carreta jalada por caballos.

Tampoco usan productos como televisores, celulares, electrodomésticos y más, de hecho algunas comunidades no aceptan el uso de la electricidad, utilizando lámparas encendidas con petróleo.

Sin embargo, no todas las comunidades son tan ortodoxas en este aspecto, algunas permiten de forma regulada la electricidad y otros artefactos tecnológicos que son aceptados mediante una reunión de los líderes de la iglesia. En caso de emergencia, por ejemplo, algunas comunidades permiten el uso de vehículos a gasolina.

7

Actividad económica

Los amish, al vivir alejados de la sociedad, suelen habitar zonas rurales, por lo que sus actividades económicas consisten en el aprovechamiento del campo como la agricultura, sembrando lo necesario para vivir, en caso de sobrar algo, lo venden o lo cambian por artículos que les haga falta.  

Aunque a veces acuden al mundo exterior para adquirir lo que sea necesario. Sus siembras no son por completo orgánicas, algunos usan fertilizantes y plaguicidas. También suelen tener granjas para obtener productos lácteos.

Los amish también son conocidos por trabajar muy bien la carpintería y artesanía, al igual que fabricar buenos edredones. Las mujeres se dedican únicamente al hogar y la crianza, aunque cuentan con la ayuda de sus esposos.

8

Educación y salud

Las comunidades amish poseen sus propias escuelas para educar a los niños, hasta que estos llegan a la adolescencia y deben aprender un oficio en caso de ser hombres, ya que las mujeres son enseñadas a cumplir las tareas del hogar.


En materia de salud, debido a que las comunidades son pequeñas, es común que se produzcan algunas enfermedades genéticas al momento de reproducirse después de contraer matrimonio, aunque no son tan graves, sí existe un incremento en la mortalidad infantil, por lo que gran cantidad de bebés mueren en el vientre de la madre o poco después de nacer.

En ciertas ocasiones los líderes eclesiásticos permiten que los padres adquieran artículos eléctricos necesarios para los problemas genéticos de sus hijos, aunque a veces no dan permiso de esto por lo que la familia completa opta por abandonar la comunidad.

En el área de salud, los amish no son tan conservadores, todas las comunidades usan medicamentos farmacéuticos modernos y en caso de necesitarlo, acuden a hospitales cercanos y se realizan estudios médicos. 

9

Son una comunidad diversa

Los amish no son un único grupo, por lo que no comparten por completo las mismas normas, ya que existen hasta 8 ordenes que siguen su propio conjunto de leyes, algunas son más ortodoxas y otras más abiertas al mundo exterior. A pesar de poder estar en desacuerdo entre ellas, no existe problema ya que siguen una conducta pacifista alejada de conflictos.

¿Te gustaría formar parte de los amish?

Por Juan Bacallado | @9jmbg9 | Culturizando
Con información de: Aleteia | Vix | Wikipedia