Conoce al gato elfo, la extraña y nueva especie

Conoce más de este particular felino, un tipo de gato creado recientemente y que está llamando la atención de los amantes de estas mascotas por su extraño aspecto...

Titi González
Creado por Titi González
Elegir 2018 M08 14
Help Translate This Item

Existen muchísimas especies de gatos que se convierten en los favoritos de las personas, sobre todo si se trata de gatitos bebés que son capaces de enamorar hasta aquellos que no los disfrutan. Pero hay ciertas razas que generan intriga o misterio por su aspecto físico... el gato elfo es uno de ellos.

Se trata de un gato sin pelos, con orejas puntiagudas y unos gigantes ojos azules; y hasta los momentos no está registrado como una raza ya que ha sido creado hace apenas algunos años. Hasta ahora ni la Federación Mundial del Gato ni las Asociaciones Internacionales de Gato reconocen al elfo como una raza oficial.

Este felino surgió en Estados Unidos en 2007, cuando la criadora Karen Nelson realizó un cruce entre las razas American Curl y el Sphynx. El resultado fue este gato que luce bastante como las criaturas mitológicas que le dan su nombre.

Se trata de unos animalitos bastante dóciles. Como carecen de pelos requieren de cuidados especiales; su piel es bastante delicada por lo que no pueden exponerse a temperaturas extremas. Estar bajo el sol por tiempo prolongado puede causarles quemaduras y el frío extremo también puede dañar severamente su piel. 

Deben ser bañados con mucha delicadeza al menos una vez al mes, ya que su piel debe mantenerse lo más hidratada posible para evitar complicaciones. El agua para sus baños debe ser templada y debe hacerse con toallas que no lastimen su piel. Como verás se trata de un animal bastante delicado.

Aunque parezca un gato muy arisco la verdad es que una de sus características es la personalidad perruna. Son juguetones y buscan llamar la atención de las personas que los rodean pero sin perder la independencia gatuna. Además se adaptan con facilidad a nuevos hogares y personas nuevas, incluso resultan buena compañía para otras mascotas.

Estos gatos pueden llegar a costar hasta mil dólares y se pueden comprar de cachorros en muchas tiendas especializadas en venta de gatos en Estados Unidos y Europa.

Pero no solo su precio es alto, sino que su mantenimiento también lo es. Como son tan delicados todo lo que implica su cuidado resulta costoso. No es un tipo de gatos para tener y dejarlo vivir con total independencia como lo haría cualquier otro, ya que sus requerimientos especiales hacen que la atención sea completa. 


Titi González Méndez | Culturizando
Con información de gatos10.com