El misterio del lago Pirámide

¿Crees en las maldiciones? Conoce más del lago Pirámide...

El lago Pirámide está en Nevada, Estados Unidos. Es uno de los lugares más visitados de la zona por turistas y sus habitantes, pero detrás de su lindo paisaje hay un gran misterio que incluye asesinatos, maldiciones y desapariciones.

La tribu Paiute vivía en la antigüedad en los alrededores de este lago y ellos creían en una leyenda que hablaba de un hombre que se enamoró de una especie de sirena que vivía en la gran laguna. Cuando aquel joven la sacó del agua para presentarla a su familia y proponerle matrimonio, todos se burlaron de ella y lo obligaron a dejarla de nuevo en el lago. 

La sirena molesta maldijo a todos los que vivieran cerca del lugar y los condenó a vivir desgracias por el resto de sus vidas. Según la leyenda, en el lago Pirámide vivían seres demoníacos muy pequeños, que eran los espíritus de los hijos no deseados, y que se encargaban de ahogar y arrastrar a los habitantes de la zona hasta lo profundo del agua.

Cuando los europeos comenzaron a habitar Nevada, los paiute vivían en paz pero el inicio de las construcciones y la minería acabó con el sustento de la tribu. Los enfrentamientos entre colonos y los nativos dejaron cientos de muertos en la zona, sobre todo de los habitantes originarios.

Desde entonces, se dice que muchas personas que van al lugar escuchan voces, gritos o susurros cuando se encuentran cerca del agua. Quienes viven en la zona afirman que: “si oyes las voces tendrás mala suerte, si las ves: estás muerto”.

Aunque evidentemente no hay pruebas científicas de la maldición del lago
Pirámide, sí han ocurrido muchas tragedias en sus alrededores. En primavera
aumenta el número de personas que se ahogan en la zona y muchos han
desaparecido. Además, ocurren una gran cantidad de accidentes automovilísticos
y fallas inusuales de equipos electrónicos.

Quienes no creen en las maldiciones aseguran que la desaparición de las
personas se debe a que dentro del lago hay corrientes internas y túneles que
comunican a otras regiones, causantes de que los cuerpos no aparezcan.



Titi Gonzáez Méndez | Culturizando
Con información de supercurioso.com