5 datos claves para entender los fetiches

Lo creas o no, hay más en la intimidad que solo la posición misionera. Estaremos contando algunos de los hechos más comunes sobre los fetiches. Esto significa que estamos viendo aquellas atracciones o acciones que una persona necesita para disfrutar del placer sexual o el orgasmo.

Fetiches y travesuras son diferentes

Getty Images

De acuerdo, saquemos un poco de terminología rápida. A pesar de ser usado de manera bastante ligera, los fetiches y las travesuras no son lo mismo. El término travesura se utiliza para describir una acción o un elemento que se agrega a la experiencia sexual.

Si una pareja disfruta de nalgadas durante las relaciones sexuales porque le agrega un poco de dolor a su placer, eso es una cosa. Pero si se requieren nalgadas para que comience el sexo, y llegar al orgasmo o para que se derive cualquier placer, es un fetiche. Mientras que una travesura solo aumenta la diversión, un fetiche es lo que la provee.

Los fetiches son muy específicos

Getty Images

Es posible que hayas escuchado sobre el fetiche de pies,  de alimentos o de látex. Mientras que los fetiches se clasifican de esta manera general, los deseos reales de cada fetichista son mucho más detallados.

Dos personas pueden etiquetarse como fetichistas de cuero, pero una persona solo puede disfrutar el olor a cuero mientras que la otra puede disfrutar de la sensación de cuero en la piel.

Los fetiches no son tan amplios ni tan simples como uno pensaría, a menudo se pueden subdividir y son mucho más específicos para cada persona de lo que su nombre puede sugerir. El hecho de que alguien tenga un fetiche de zapatos no significa que le gusten todos los tipos de calzado.

Getty Images

De acuerdo con Joseph Plaud, el director ejecutivo de “Applied Behavioral Consultants” y un psicólogo clínico en ejercicio, los humanos pueden tener fetiches sobre cualquier cosa. Y tampoco están limitados a nada en particular.

Alguien podría tener un fetiche por una parte del cuerpo como los pies, una acción como estornudar o un elemento como la ropa interior. Hay tantos fetiches que los científicos están teniendo dificultades para hacer un seguimiento de todos ellos. Dar vueltas sin entender algo tan vital para la identidad de una persona es algo alarmante, especialmente si un fetiche es dañino para el fetichista o para otros.

Algunos fetiches pueden ser nocivos para el fetichista y otros

Getty Images

Para ser claros, los fetiches que se practican de manera responsable y consensuada son perfectamente saludables. Sin embargo, algunos fetiches pueden dañar la propia vida del fetichista o la de otra persona.

Conocidos como trastornos parafílicos, estos fetiches pueden ser intrínsecamente dañinos al involucrar a alguien que no ha consentido o no puede dar su consentimiento, -como la pedofilia o necrofilia-, también pueden ser dañinos para el ejecutor si tienen un deseo compulsivo de hacerlo. Sin embargo estos pueden causar angustia sin ser un trastorno parafílico.

Alguien con un fetiche de nalgadas puede que no se sienta cómodo con la idea de pegarle a alguien. Es importante desestigmatizar los fetiches, y el sexo en sí, para permitir que las personas con trastornos parafílicos se comuniquen abiertamente y posiblemente busquen asesoramiento o asistencia médica.

Muy poco se sabe sobre qué causa fetiches

Getty Images

En general, falta investigación empírica sobre el sexo y, naturalmente los fetiches. Debido a esto, la información vital como las causas de los fetiches no se puede establecer de manera concluyente.

La mayoría de los investigadores creen que una experiencia de vida temprana es lo que causa el desarrollo de un fetiche o un trastorno parafílico. Sin embargo, algunos estudios han sugerido que los fetiches no siempre se desarrollan en la adolescencia o como resultado de una experiencia particular.

Algunos sugieren impresión mientras que otros dicen que un fetiche puede desarrollarse a cualquier edad. Los científicos tampoco están seguros de si la genética cumple algún tipo de función. Esta falta de investigación es causada por una variedad de factores, incluyendo la gran cantidad de fetiches, la falta de fondos y la estigmatización del sexo.

Con información de Watchmojo.