¿Sabes de dónde proviene la palabra “nicotina”?

Muchos conocemos la nicotina porque la asociamos directamente con cigarrillos, tabacos y afines, pero más allá del uso que le damos –no a la palabra sino al producto- hoy te presentamos el origen y etimología de este vocablo, tan utilizado por nosotros, pero del cual poco se sabe de sus orígenes.

Carlos Román
Creado por Carlos Román
Elegir Mar 28, 2018
Help Translate This Item

Este término, es uno de esos que tiene una procedencia bastante curiosa y peculiar; de esas historias que da gusto encontrar, porque nos ayudan a enriquecer nuestros conocimientos, además de tener anécdotas qué contar en encuentros y reuniones sociales.

¿Cuál es su origen?

De acuerdo a la Real Academia Española, la palabra “nicotina” viene del francés “nicotine”, y esta a su vez de Jean Nicot de Villamain, de quien se dice que introdujo y propagó el tabaco en Francia.

Para hacerles más específico el cuento, el relato o la historia, Jean Nicot era un diplomático y escritor francés, embajador de Francia en Portugal, quien en 1560 envió a ese país la planta del tabaco, a la que atribuía virtudes medicinales.

Posteriormente, introdujo el tabaco en polvo para esnifar en la corte francesa y propuso a la reina madre, Catalina de Médici, el empleo de las hojas de tabaco para curar su migraña. La planta tuvo un éxito inmediato, y así Jean Nicot de Villamain se convirtió en una celebridad, tanto que la planta (Nicotiana tabacum) como el alcaloide que se extrae de la misma (nicotina), deben a Nicot su nombre.

Ahora bien… ¿Qué es la nicotina?

La RAE la define como un alcaloide tóxico del tabaco, que provoca hipertensión arterial, taquicardia y estimula el sistema nervioso central, induciendo adicción o tabaquismo.

Adicionalmente, es conocido que se sintetiza en las zonas de mayor actividad de las raíces de las plantas del tabaco y es transportada por la savia a las hojas verdes. El depósito se realiza en forma de sales de ácidos orgánicos. Es un potente veneno e incluso se usa en múltiples insecticidas. En bajas concentraciones es un estimulante, y uno de los principales factores de adicción al tabaco. Es soluble en agua y también polar.

Aunque su uso no es para nada positivo, cada día son más los adeptos al cigarrillo, tabaco y sus derivados, siendo seducidos por la nicotina para mantener este vicio, registrando más y mejores ingresos las grandes corporaciones ligadas a los derivados de esta sustancia. Bien sea por moda o costumbre, este alcaloide es uno de esos ‘placeres culposos’ de los que muchos no se pueden librar.

Y tú… ¿Eres de los que se entrega a la nicotina o evitas caer en sus redes? Déjanos tu opinión…

Escrito por: Carlos Javier Román | @VeneTiger | Culturizando
Con información de: Educalingo | Wikipedia | Qué Significa | RAE