Santa Úrsula y las 11 mil vírgenes

La historia de Santa Úrsula y su viaje con once mil vírgenes está rodeada de muchas incógnitas, conoce un poco más.

La vida de Santa Úrsula y las once mil vírgenes es una de las leyendas más destacas de la época medieval. Las inscripciones que se encuentran en la iglesia de Santa Úrsula y las reliquias de la joven que se convirtió en mártir, dieron inicio al mito que, probablemente nunca ocurrió, pero sin duda es objeto de veneración en muchos lugares del mundo.

Según la historia, Úrsula era hija del rey Donatu Dummonia de la Islas Británicas y fue prometida al príncipe Conan Meriadoc de Armónica. La princesa pidió que su matrimonio se pospusiera por tres años mientras Conan se convertía en cristiano; esto lo hizo para proteger su virginidad ya que en secreto había hecho un voto de castidad y no quería provocar un conflicto entre los dos reinos. 

La leyenda cuenta que durante esos años comprometida, Úrsula guió una peregrinación a Roma y con ella fueron once mil vírgenes y luego de un largo trayecto logró llegar a su destino y al regresarse, se toparon con el propio Atila y los peligrosos hunos.

Ellos las apresaron y comenzaron a martirizarlas y decapitarlas. Úrsula utilizó sus encantos para enamorar al jefe de los hunos y que las liberara, pero al negarse a casarse con él, también fue asesinada.

En la iglesia de Santa Úrsula se encuentra tallado en una pared el texto de narra la travesía y el martirio de la princesa y las once mil vírgenes. También, en la colonia romana de Agripinensis fueron encontrados unos huesos que se le atribuyeron a Úrsula.

Estos dos hallazgos sirvieron como prueba para iniciar la leyenda, pero muchos afirman que se interpretó de mal forma el número de mujeres que acompañó a Úrsula y no eran 11 mil.

Aunque los supuestos hechos no tienen mucha validez, la devoción a Santa Úrsula se regó por toda Europa y actualmente existen muchas iglesias y monumentos en su honor. La universidad de París adoptó a Úrsula como patrona y por eso desde el siglo XIII ella es la patrona de los estudiantes universitarios.

Incluso existe la congregación de las ursulinas que fue creada por Santa Ángela de Mérici luego que ella asegurara que Úrsula se le apareció en un sueño. Todas estas devociones hicieron que el 21 de octubre se convirtiera en el día de su celebración santoral. 


Titi González Méndez | Culturizando
Con información de mujeresenlahistoria.com