¿Por qué los perros y los gatos se llevan mal?

¿Quién no ha tenido que sujetar con fuerza la cadena de su perro cuando se
saca a caminar y pasa un gato? ¿Será cierto que estos dos animales realmente se odian? Te invitamos a descubrirlo...

Ariany Brizuela
Created by Ariany Brizuela (User Created Content*)USER CREATED CONTENT and not by Playbuzz employees and /or any of its agents or any one of Playbuzz behalf.
On Oct 17, 2018
Help Translate This Item

Es una creencia popular que los perros y los gatos son “enemigos naturales”;
sin embargo, hay familias en las que canes y felinos se llevan bien y se cuidan mutuamente; por otro lado también existen familias en las que perros y gatos no se pueden ni ver... porque podría ocurrir una tragedia.

Entonces esto nos hace pensar ¿qué es lo que realmente sucede entre perros y gatos?, es por ello que te invitamos a descubrir qué pasa entre estos carismáticos animales para que pensemos que se odian...

Los perros son animales cazadores y depredadores por naturaleza, es común
que los perros quieran perseguir o cazar gatos por ser un animal más pequeño, y por ende aparentemente más inofensivo. Los gatos al percibir esta reacción de los perros hacia ellos su instinto es huir o defenderse.

Diferencias de comunicación

Gatos y perros tienen un lenguaje corporal distinto. Mientras los perros
mueven su cola para demostrar alegría o entusiasmo los gatos lo hacen para
advertir que están irritados o molestos. El comportamiento de ambos animales se puede interpretar como si fuesen personas de distintas culturas.

Carácter diferente

Los perros se caracterizan por ser animales cariñosos, juguetones y sociales,
mientras que los gatos son territoriales, independientes y solitarios, esto no
significa que por estas características no se puedan llevar bien, pero sí
necesitan tiempo para adaptarse al carácter de cada uno.

Es necesario presentarlos poco a poco, darles objetos con el olor de cada uno
para que se vayan adaptando antes de dejarlos a ambos en la misma
habitación.

Es necesario destacar que los perros y los gatos no se odian y que pueden
llegar a ser grandes amigos y convivir en armonía, si se les cría juntos o se
presentan de la manera correcta. Los animales no sienten odio real como las
personas, solo necesitan tiempo para adaptarse a convivir entre ellos.

Por otro lado, por regla general hay animales que no pueden convivir juntos
como los gatos y los pájaros, pues el instinto de los gatos es cazar y comer
aves... No obstante, también hay casos famosos y muy puntuales en los que gatos y pájaros son grandes amigos... Pero, los perros no comen gatos, por lo
tanto pueden llevarse bien a pesar de las diferencias de carácter.

Con información de Bekia Mascotas