Las terroríficas historias originales de 3 famosas películas de Disney

Si algo define a Disney son sus películas fantasiosas con historias complicadas en donde el malvado quiere acabar con el bueno, pero al final todos terminan felices para siempre. Sin embargo, los relatos originales de algunas de sus películas son mucho más crueles que lo presentado en cines.

¿Quién no ha visto o escuchado la historia de “La Cenicienta”, “Blancanieves y los 7 enanitos” y “La bella durmiente”? Son tres de las películas más representativas de la productora cinematográfica “The Walt Disney Company”. Estas suelen ser inspiradas en cuentos antiguos, con la diferencia de que sus argumentos son atroces a comparación de la versión de Disney.

Getty Images

La Cenicienta


La versión de Disney publicada en 1950, cuenta la historia de una niña huérfana que debe vivir con su madrina y dos hermanastras, quienes la tratan bastante mal y la hacen trabajar en exceso. Sin embargo, su hada madrina la ayuda a conseguir un vestido espectacular al igual que un carruaje para asistir a un baile en el palacio real y enamorar al príncipe.

El problema es que Cenicienta huye antes de la medianoche, hora en que el hechizo de belleza acababa. Mientras cenicienta corría se le sale una de sus zapatillas de cristal... El príncipe ya enamorado, busca saber qué mujer calza la misma talla de la zapatilla para hallar a su amor. Aunque muchas intentan hacerse pasar por Cenicienta, a ninguna le entra la zapatilla; al final logran encontrarse, casarse y vivir felizmente.

Getty Images

Novela original

La versión de los hermanos Grimm escrita en 1812 presenta el mismo argumento de una huérfana que había perdido la zapatilla huyendo de un baile, pero la gran diferencia radica principalmente en la historia de las malvadas hermanastras.

Drizella y Anastasia, hermanastras de la Cenicienta, hacen hasta lo imposible por que sus pies entren en la zapatilla y así casarse con el príncipe, llegando al punto de que una se corta los dedos y la otra el talón, sin embargo no logran su cometido.

Luego de que el príncipe consigue a Cenicienta, las hermanastras acuden a su boda, en la que dos palomas las atacan y le arrancan ambos ojos, quedando deprimidas, ciegas y con los pies deformes.

Aunque lo más seguro es que Disney haya preferido basarse en el relato oral de Perrault producido en 1697, pues narra una historia más fantasiosa y feliz sin el exceso de crueldad de los hermanos Grimm.

La Bella Durmiente y su versión antigua


Publicada en 1959, Disney cuenta que la princesa Aurora se pincha con una aguja maldita por la bruja del reino, quedando en un sueño permanente hasta que su verdadero amor la besara para despertarla. 100 años después el príncipe Phillip combate a la bruja Maléfica y besa a la bella durmiente, logrando despertarla y vivir juntos y felices.

La cruel versión, escrita en 1636 por el italiano Giambattista Basile, inicia con el mismo argumento de una astilla de lino puesta en una trampa por la malvada bruja para que la princesa Talía se la clavara y quedara dormida para siempre. Cuando esto sucede, el rey la deja acostada en un sillón de terciopelo.

Un joven rey que pasaba cerca del palacio mientras cazaba, se le escapó su halcón volando hacia el castillo; como este no salía, el rey entró para buscarlo, allí se encontraría a la hermosa princesa durmiendo en la silla, era tal la belleza, que el rey sintió una gran pasión y terminó violándola.

Luego, el rey se sentiría avergonzado y arrepentido de lo que hizo, por lo que se marchó rápidamente e intentó olvidar lo que hizo. Sin embargo, Talía quedaría embarazada y tendría gemelos mientras seguía dormida. No fue hasta que uno de sus bebés que intentaba amamantarse, chupó el dedo que tenía la astilla hasta sacársela.

La princesa Talía despertaría y se llevaría una gran sorpresa. El joven rey, al no poder olvidar el horror cometido, volvió al castillo y se encontró a la princesa con dos bebés, este procedió a aceptarlos y cuidarlos al mismo tiempo que se enamoró de Talía, el problema consistía en que el rey estaba casado.

A pesar de que el rey mantuvo en secreto su romance y los gemelos, su esposa se daría cuenta y bajo la excusa de querer conocer a los bebés, -a escondidas del rey- le pidió a Talía que los dejara ir a su reino. Talía pensaba que por fin terminaría con el secretismo, pero la realidad era muy distinta.

La reina le pidió al cocinero freír a los bebés para dárselos al infiel rey; este accedió pero escondió a los gemelos en su casa y cocinó carne de cordero. Cuando el rey terminó su plato, la reina le reveló que había cocinado a sus hijos.

Luego la reina intentaría quemar a Talía en la hoguera; ya a punto de lanzarla, el rey aparecería y ordenaría quemar a su esposa por lo que había hecho. Luego de quemarla, el cocinero le entregaría a sus hijos y vivirían los cuatros felices para siempre. 

Blancanieves y los siete enanitos

Este sería el primer largometraje animado presentado por Disney en 1937, narrando la historia de una princesa tratada como sirviente por su madrastra, quien tenía un espejo mágico que decía quién era la más bella del reino.

Debido a que el espejo reveló que la más bella era Blancanieves, su madrastra mandó a asesinarla con un cazador -que al no tener corazón para esto-, le pide a Blancanieves que huya al bosque. Allí la princesa es guiada por animales a la casa de siete enanitos mineros que la ayudan y viven con ella.

El espejo seguía diciendo que la más bella era Blancanieves, por lo que la reina la buscó e intento envenenarla con una manzana. Cuando Blancanieves la mordió cayó en un sueño de muerte que solo se rompería con el beso de un príncipe realmente enamorado.

La reina huye perseguida por los siete enanitos hasta caer al vacío. Posteriormente, los enanitos acuestan a Blancanieves en un ataúd decorado con flores al no tener el valor de enterrarla, pero aparece un príncipe que siempre había estado enamorado, la beso y se despertó. Blancanieves se despide de los enanitos y vive felizmente con el príncipe en su castillo.

Versión de los hermanos Grimm

Los hermanos Grimm también contaron esta historia en 1812, con un principio igual hasta la parte en que la madrastra malvada se entera que Blancanieves sigue viva. A partir de allí, la reina intenta asesinarla hasta 3 veces, primero ahorcándola y después con un peine tóxico, ambos intentos resultaron fallidos gracias a que los siete enanitos se dieron cuenta.

Pero el tercer intento, con la manzana envenenada, la reina logró su cometido, dormir a Blancanieves para siempre. Años más tarde un príncipe pasaría por allí y se enamoraría de Blancanieves al verla en el ataúd.

El príncipe le pide a los siete enanitos dejarlo llevarse a Blancanieves a su castillo. Estos aceptaron y al moverla del ataúd, Blancanieves escupió el pedazo de manzana que había mordido, sin la necesidad de un beso.

Blancanieves y el príncipe se casaron, para la boda invitaron a la malvada madrastra para tomar venganza por sus acciones. La madrastra fue obligada a bailar desnuda con unos zapatos de metal hirviendo hasta la muerte.

¿Cuál historia te sorprendió más?

Por Juan Bacallado | @9jmbg9 | Culturizando
Con información de: Cinco Noticias | E online | Runa Mágica | Rosas Page | La Gaceta