¡Cuidado! Estas son algunas enfermedades que puedes contraer en un baño público

Para la mayoría de las personas, los baños públicos son sinónimo de suciedad y bacterias, su uso suele parecer antihigiénico por lo que las personas desarrollan “técnicas” para utilizarlos. Ahora podrás conocer qué enfermedades puede haber allí.

Ya sea poner papel higiénico sobre el sanitario o simplemente no apoyarse sobre él, son varias las maneras de evitar el contacto directo con cualquier retrete público. Pero, ¿qué enfermedad podrías contraer de allí? Veamos...

Norovirus

Responsable del 50% de los casos de gastroenteritis en Estados Unidos, el norovirus puede estar presente en los sanitarios, aunque se transmite principalmente por medio de alimentos mal lavados o cocinados.

Este virus causa diarrea, vómito y dolores de estómago. Su propagación es más rápida en lugares cerrados como hospitales, cruceros, entre otros.

E. Coli

Una de las bacterias más comunes, la Escherichia coli proviene de las heces y se contagia desde allí, por lo que es usual que se encuentre en los baños públicos. Sus síntomas se basan en diarrea líquida, vómitos, cólicos y hasta fiebre.

Su contagio también puede venir de alimentos mal lavados y poco cocidos, así como agua contaminada.

Shigella

Quizás la menos común, esta bacteria también lleva sus consecuencias al intestino, causando diarrea más severa que las anteriores, nauseas, vómitos, fiebre y dolores estomacales. Su presencia se debe a las heces y es más usual en lugares con muchas personas, como colegios o ancianatos.

Staphylococcus

Esta seguramente es la bacteria más peligrosa que puede hallarse en un baño público, debido a que es resistente a la penicilina y meticilina. La Staphylococcus genera diarrea, nauseas, pérdida de apetito y fiebre.

Streptococcus

Esta vez no será una bacteria causante de diarrea y problemas intestinales, el streptococcus es responsable de inflamaciones en la garganta o faringitis, al igual que infecciones en la piel. Según un análisis de Cleaning & Maintenance Management, esta bacteria está presente en el 39% de los sanitarios públicos.

Resfriado común

Y es que todos saben que contagiarnos de gripe no es nada difícil. Si una persona enferma usa el baño público, es muy probable que haya dejado la zona infectada, y no solamente el sanitario, por lo que puedes salir del baño con un futuro resfriado.

No es tan peligroso


A pesar de la mala fama que tienen los baños públicos, el riesgo de contraer enfermedades es casi el mismo de hacerlo en un baño partícular o comiendo en cualquier lugar público.

Además, hay mínimas posibilidades de que adquieras alguna de estas bacterias a través de la piel, ya que su infección llega por medio de heridas o que entren en contacto con la boca, nariz u ojos, por lo que la vía más común de contagio son los alimentos mal lavados y cocinados.

Otro de los mitos es el de contagiarte de alguna Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS), sin embargo, los virus responsables de estos sobreviven muy poco tiempo fuera del cuerpo humano. Así que las enfermedades más comunes se relacionan a problemas intestinales, en la piel y algunas infecciones urinarias.

Cómo evitarlo


Si piensas que cubrir el inodoro con papel higiénico te salvará de estos virus, estás en lo contrario, debido a que este papel está diseñado para absorber, por lo que terminarás aumentando las posibilidades de contagiarte.

Además, si usas el papel que está al lado del sanitario sin ningún tipo de protección, recuerda que al momento de bajar el agua, las salpicaduras alcanzan varios metros, por lo que el papel higiénico podría ya estar contaminado.

Si realmente deseas evitar cualquier contagio, lo principal el lavarte las manos con agua y jabón líquido inmediatamente después de terminar en el baño. Si quieres ser más minucioso, puedes lavar la tapa del sanitario con una toalla húmeda y alcohol o cloro.

Por Juan Bacallado | @9jmbg9 | Culturizando
Con información de: El Confidencial | Vix | ABC | Medline Plus