Premio Nobel de la Paz 2018: Denis Mukwege, el “doctor milagro” que rescata mujeres abusadas

Con más de 20 años de experiencia, es el doctor #1 en reconstrucciones luego de abusos sexuales. Trabaja sin cobrar y con el único propósito de “reparar la dignidad de las mujeres”. Su filantropía lo llevó a ser galardonado con el Premio Nobel de la Paz. ¿Quién es Denis Mukwege? ¿Cuál es su labor? Aquí te contamos todo.

Mary Villarroel Sneshko
Creado por Mary Villarroel Sneshko
Elegir Oct 10, 2018
Help Translate This Item

¿Quién es Denis Mukwege? El doctor milagro

Lo apodaron "doctor milagro" porque se convirtió en el ginecólogo más buscado de la República del Congo, su talento y profesionalismo a la hora de abordar incluso los casos más complejos lo volvieron toda una celebridad.

Denis Mukwege es un ginecólogo congoleño, nacido en 1955, que se dedica desde hace 20 años a la reconstrucción y el tratamiento de mujeres que han sido abusadas sexualmente.

Hijo de un pastor y siendo el tercero de nueve hermanos, decidió dedicar su carrera a combatir los crímenes sexuales y a “reparar la dignidad de las mujeres” por medio de cirugías reconstructivas.

Su labor desinteresada en el Hospital Panzi de Bukavu, ubicado en la República Democrática del Congo, lo llevó a ser galardonado con el Premio Nobel de la Paz 2018.

Yo no quiero que me sigan ni me admiren quiero que peleen a mi lado. Yo lucho para reparar la dignidad de las mujeres”.

Denis Mukwege

Un doctor indignado: “Usan el cuerpo de mujer como un campo de batalla”

Las violaciones grupales, el maltrato a la mujer y el abuso sexual, son el día a día en la República Democrática del Congo. El doctor desde la Segunda Guerra del Congo (conocida como el conflicto bélico africano más sangriento documentado, que inició en 1998), dedicó su carrera a trabajar en pro de las mujeres.

Es el mayor experto mundial en tratar víctimas de violaciones y trabaja de forma completamente gratuita. Puede hacer entre 10 cirugías diarias y trabajar sin parar 18 horas corridas. Mukwege, decidió especializarse en la reconstrucción de víctimas de violaciones luego de darse cuenta de los niveles de maltrato que sufrían las mujeres.

Desde retazos de vidrio, hasta agentes químicos como pegamento y lejía, el ginecólogo se enfrenta todos los días a espeluznantes escenarios en los que los cuerpos de las víctimas han sido utilizados como “campo de batalla”.

“Estas son violaciones diferentes: usan el cuerpo de la mujer como campo de batalla. La crueldad ejercida resulta inhumana”, declaró Mukwege como la razón de su lucha.

La violación es la voluntad de destruir al otro y a las generaciones futuras a través de la mujer. Si el mundo comprendiera así la violación, no reaccionaría como si fuera un problema sexual; es una agresión contra la humanidad".

Denis Mukwege

Vendieron tomates para recuperar a su doctor ‘por favor, no nos abandone’

La lucha de los derechos de las mujeres, -el feminismo-, resulta ser controversial en todo el mundo. África es uno de los continentes que más violenta a las mujeres y en donde los crímenes suelen ser ignorados. Mukwege, además de utilizar sus talentos como médico para apoyar el feminismo, también utiliza su voz como medio para concientizar a la población y pedir apoyo.

En el 2012, voló a Nueva York como invitado a una conferencia de la ONU. Con dureza y valentía, explicó la situación que vivían las mujeres en su país y criticó profundamente la negligencia del gobierno congoleño con respecto a los derechos femeninos.

Al regresar a su país, cinco hombres armados entraron a su casa, lo atacaron a él y a dos de sus tres hijas. Estuvo a punto de perder la vida, pero lo salvó su guardaespaldas –quien lamentablemente falleció en el altercado-.

Desde hace 20 años opera gratuitamente. El doctor insiste en que lo hace únicamente por ayudar a las mujeres, sin ningún tipo de interés adicional.

Al verse en riesgo, decidió abandonar el Congo y buscar para su familia un lugar más seguro. Las mujeres congoleñas, iniciaron una petición en la que le rogaban que volviera y juntas –más de 100 mujeres-, trabajaron vendiendo tomates y hortalizas en el mercado para poder costearle un pasaje de vuelta.

“Por favor, no nos abandone, usted es nuestra única esperanza, doctor milagro”, decía la campaña. Tras ver los esfuerzos de su pueblo, volvió al Hospital Panzi de Bukavu para seguir luchando contra el maltrato a la mujer.

Un premio Nobel en honor a su valentía

Es una de las figuras más admiradas en el mundo de la medicina. Ha trabajado en numerosas campañas de la mano con la ONU.

El comité del Premio Nobel, decidió galardonarlo con el Premio Nobel de la Paz 2018 por sus labores en contra de la violencia de género y sus aportes para las mujeres que han sido violentadas.

"Este premio Nobel supone un reconocimiento del sufrimiento y de la falta de una reparación justa a favor de las mujeres víctimas de violaciones y de violencia sexual en todos los países del mundo y en todos los continentes… Me gustaría decirles que, con este premio, el mundo las escucha y rechaza la indiferencia. El mundo se niega a permanecer de brazos cruzados frente a su sufrimiento", explicó en una rueda de prensa efectuada en el Hospital Panzi de Bukavu el doctor.

Mukwege dijo a la BBC que recibió la noticia mientras estaba en el quirófano y no pudo contener las lágrimas de felicidad, pero no porque sea un logro personal, sino porque significa que su lucha está siendo escuchada: “El Nobel solo tiene sentido porque quien da el premio reconoce que hay un problema por resolver. Solo tiene valor por eso. Si no ayuda a resolver el problema, no es nada”.

El doctor comparte el premio con Nadia Murad, una joven que fue secuestrada y vendida como esclava sexual y tras sobrevivir, ha dedicado su vida a luchar en pro del feminismo y a contar su historia como testimonio de lo que sufren las víctimas.

Por Mary Villarroel Sneshko | @Vivodesorpresas | Culturizando
Con información de Clarín | ElPais