Toyota Supra: regresa la leyenda

Reescribir la historia de una leyenda es una tarea titánica. A Toyota, por ejemplo, le tomó 17 años traer de vuelta a uno de sus autos más icónicos: su deportivo Supra.
 
Para hacerlo, tuvo que aliarse con BMW, trabajar durante más de un lustro en un prototipo y perfeccionarlo hasta obtener luz verde de su CEO, Akio Toyoda, una de las personas del mundo que más ama al Supra, y quien aún usa la generación anterior para correr en el Nürburgring.

Yo manejé por primera vez un Supra la semana pasada. Al llegar a la pista Summit Point Motorsports nos esperaba un deportivo en el que resaltaba su techo doble burbuja tomado del Toyota 2000 GT y un frente que recuerda al A80, así como un alerón en la parte trasera que, según Tetsuya Tada, ingeniero en jefe del auto, no era necesario integrar pero, al tratarse de un vehículo con gran herencia 'racing', sabían que los compradores no tardarían en modificarlo para agregarlo, así que decidieron complacerlos (y evitar que arruinaran la aerodinámica del auto) e incorporar uno.

En la pista, ofrece un manejo cuyo torque se siente desde bajas revoluciones, con una dirección bastante asistida que perdona los errores del piloto. Este circuito tenía varias curvas cerradas con cambios de altura y ahí fue donde mejor se comportó el Supra gracias a su bajo centro de gravedad y distribución de peso 50-50; además, merece la pena resaltar el sonido del motor no sólo al pisar el acelerador, sino también al desacelerar.
 

Las generaciones pasadas de Supra no se vendieron en México y encontrar más de una persona que lo hubiera manejado no fue fácil, pero quería conocer qué pensaban de su antecesor y fue descrito como una bestia indomable. El nuevo Supra no es así, en absoluto. De hecho, una de las que, me parece, es su mejor característica es que le otorga al conductor una sensación de control y seguridad total sin comprometer en absoluto la diversión.
 

youtube embed goes here!

Además de manejarlo en pista, paseamos al Supra en carreteras y pueblos cercanos y, si quisieras usarlo como un auto para todos los días, podrías hacerlo sin problema: la cabina para dos personas es muy cómoda y tiene una pequeña cajuela a la que puedes acceder desde el interior. Por cierto, aquí adentro es más evidente la colaboración con BMW que engloba también tren motriz y plataforma.

Que Toyota vuelva a tener un auto deportivo dice mucho de una marca que, si bien se caracteriza por una reputación de fabricar vehículos confiables, no es la primera opción para quien quiere un manejo más entusiasta. Si eres de los que creen eso, piénsalo de nuevo, porque Supra está de regreso.

En la prueba de manejo también estuvo Herwig Daenens, uno de los encargados de probar el nuevo Supra en Nürburgring y quien nos mostró las capacidades del auto sin asistencias. Cuando le pregunté que era lo que más le gustaba del deportivo dijo que la retroalimentación que le daba, pues le permitía siempre cuando estaba manejando en el límite.

Toyota GR Supra 2020

Las generaciones pasadas...

El A40 debutó en Estados Unidos en 1979. Estuvo basado en el Celica de 1971 y portaba un motor 6 cilindros en línea.

Para el A60, el diseño incluyó un frente inclinado y faros retráctiles.

El A70 fue el primer modelo en incorporar un motor turbocargado. Su potencia era de 232 caballos de fuerza.

El A80 fue probablemente el modelo más iconico popularizado por la película “Rápido y Furioso” y por las capacidades 'tuneables' de su motor.

Supra en "Rápido y Furioso"

youtube embed goes here!

Supra en "Gran Turismo"

youtube embed goes here!