¿Qué pasó en el Golfo de Omán?

El ataque a dos buques en el Golfo de Omán reavivó las tensiones en la región, en medio de la escalada entre Irán y Estados Unidos.

¿Qué pasó?

El petrolero noruego Front Altair, procedetne de Ruwais, Emiratos Árabes Unidos, con destino a Taiwán y cargando 75 mil toneladas de crudo, se incendió cerca de las 4:00 horas GMT, después de que sus tripulantes escucharan una gran explosión.

Mientras tanto, el buque japonés Kokuka Courageous, que transportaba metanol hacia Sigapur desde el puerto saudí de Jubail, sufrió dos impactos en el plazo de tres horas, lo que produjo un boquete sobre la línea de flotación en uno de us costados.

Ambos navíos cruzaron el estrecho de Ormuz desde el Golfo Pérsico y se encontraban más cerca de las costas de Irán que de los Emiratos Árabes Unidos.

En ambos casos, los equipos de auxilio lograron apagar el fuego de los ataques.

El Ataque

youtube embed goes here!

Imágenes publicadas por el Ejército de EU, mostraron que un bote patrullero del cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, que seguía de cerca al Kokuka Courageous retiró tras la primera explosión una mina de laca sin detonar a plena luz del día.

Las explosiones obligaron a las tripulaciones de ambos buques a evacuar y dejaron al menos uno en llamas.

Los operadores de los buques dijeron que 21 tripulantes a bordo del Kokuka Courageous y 23 en el Front Altair fueron evacuados por el incidente.

Irán rescató a los 44 tripulantes después de los medios estatales describieran un "accidente", sin que hasta el momento la causa esté confirmada.

Estados Unidos al rescate

La V Flota, de Estados Unidos, recibió los mensajes de auxilio en las primeras horas de la mañana y acudió en ayuda de los barcos.

En un inicio, las autoridades estadounidenses no descartaron el ataque de un proyectil.

Sin embargo, algunos analistas consideran probable que al menos el Kokuka Courageous podría haber tocado una mina de agua, debido a las características en el lado derecho del navío.

Viejos ataques

El incidente se produjo tan sólo un mes después de que cuatro petroleros más fueran atacados en la misma región.

Estados Unidos ha enviado un grupo de portaviones y bombarderos B-52 a la región a principios de mayo en respuesta a lo que describió como un plan de las fuerzas respaldadas por Irán para atacar a sus fuerzas en la zona.

Pocas horas después del incidente, Estados Unidos acusó a Irán, mientras que Teherán negó cualquier implicación y exigió una investigación presentada por los Emiratos Árabes Unidos ante la ONU.

EU ha advertido a Irán no cerrar el Estrecho de Ormuz, un importante punto de tránsito para el mundo de suministros de petróleo.

Tensiones en la región

No es tan sencillo explicar lo qué sucedió.

La zona en la que han ocurrido estas nuevas agresiones se encuentra próxima al estrecho de Ormuz, por donde transita un tercio de petróleo que se comercializa por vía marítima y una quinta parte del que se consume en el mundo. 

Los incidentes también se produjeron en medio de la visita a Teherán del Primer Ministro japonés, Shinzo Abe, en un aparente movimiento para medir un acuerdo nuclear.

Los ataques a los barcos eclipsaron la visita de Abe, un aliado y llamado "amigo" de Donald Trump.

Mientras tanto, Irán niega cualquier relación con el ataque y cualquiera de los anteriores.

Consecuencias

La noticia ha hecho aumentar el precio del crudo un 4 por ciento, que ha alcanzado los 62 dólares por barril.

Asimismo, las aseguradoras evaluaron subir las primas por riesgo de guerra, mientras que otros buques decidieron cancelar sus rutas momentáneamente en la región.

El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, subrayó que es importante conocer la verdad sobre el incidente, mientras que Ahmed Abulgueit, su homólogo de la Liga Árabe, responsabilizó directamente a Irán.

Guterres aseguró que la apertura de una eventual investigación le correspondería al Consejo de Seguridad de la ONU.

Fuentes: El País Internacional, The New York Times, BBC, EFE, Reuters, The Guardian.

Créditos: @reformainter