La Ford Bronco prófuga de OJ Simpson

Grupo REFORMA
Created by Grupo REFORMA
On Jun 15, 2019
Help Translate This Item

A lo largo de más de dos horas, alrededor de 90 millones de personas vieron por televisión la persecución a baja velocidad de una Ford Bronco blanca 1992. En ella, viajaba el jugador de futbol americano OJ Simpson, a quien se acusaba de haber matado a su ex esposa, Nicole Brown, y al amigo de ésta, Ronald Goldman, cinco días antes. 

La persecución había comenzado a las 18:45 horas del 17 de junio de 1994, en Orange County. La Bronco, no era en realidad propiedad de OJ, sino de Al Cowlins, otro jugador de futbol. 

Seguido de cerca, casi escoltado, por una veintena de patrullas, la Bronco se abría camino por autopistas y por vecindarios; varios helicópteros transmitían en vivo las imágenes de la persecución y cientos de peatones se reunían sobre los pasos a desnivel para observar el paso de la camioneta. 

En otras situaciones la policía hubiera intentado detener la Bronco con alguna medida un tanto más agresiva, sin embargo, la información que se tenía en ese momento era que, si Simpson se veía acorralado, intentaría suicidarse con una pistola que traía en el asiento trasero.

Finalmente, la persecución finalizó en la mansión del jugador a eso de las 20:00 horas, donde finalmente se entregó a la policía. Cowlins también fue arrestado por ayudar a Simpson.

La Ford Bronco blanca y modelo 1992 que saltó a la fama era idéntica a la que tenía OJ. Cowlin la había comprado similar a la de su compañero: mismo color y mismo año. 

Tras el incidente, Cowlins quería deshacerse de la Bronco e inmediatamente tuvo una oferta por 75 mil dólares. Aparentemente la compañía que le hacía la oferta tenía la intención de ofrecer recorridos en la Bronco, siguiendo el mismo camino que siguió en la fuga y visitando la tumba de Nicole Simpson. 

El morbo de la idea hizo que Cowlins cambiara de idea y finalmente se la vendió al agente deportivo Mike Gilbert.

Gilbert intentó venderla nuevamente e incluso apareció en el programa “El precio de la Historia” pidiendo 1.3 millones de dólares por el vehículo. Pero no logró su venta. Hoy esta Bronco se encuentra en el museo de Alcatraz East Crime Museum, en exhibición al lado de coches como el Vocho de Ted Bundy.