El parque más pequeño del mundo: Tu próximo destino turístico

En la ciudad de Portland, Oregon, un curioso parque atrae las miradas de visitantes y miembros del Guinness World Record por igual. Pero, ¿cuál es la historia de este peculiar lugar?

Francisco Rodríguez - Sandwich Mental
Creado por Francisco Rodríguez - Sandwich Mental
Elegir Jul 23, 2017
Help Translate This Item

Caminar es bueno para la salud y nada como hacerlo en un parque; lleno de árboles y lagos, estos lugares son excelentes para ayudar a las personas a distraerse y conectarse con la naturaleza. Pero, la ciudad de Portland en el estado americano de Oregon tiene uno que deja en ridículo a todos los demás.

Sus ojos no los engañan. Este pequeño terruño se llama "Mill Ends Park" y es, desde 1976, un parque oficial de la ciudad. También tiene, desde 1971, la distinción de ser el parque más pequeño del mundo con tan solo 0.29 metros cuadrados. Ideal para largas caminatas reflexivas.

Y si eso no es suficiente en el terreno de lo curioso, el origen del parque es aún más místico. El creador del lugar fue un hombre llamado Dick Fagan. En 1945, Dick era un periodista del "Oregon Journal" que vio con curiosidad como el espacio, que estaba dispuesto para un poste de luz, frente al edificio donde trabajaba nunca terminó de ocuparse.

Tras un tiempo, la maleza se comía el lugar. Según Fagan, uno de los días bajó a ver el espacio cuando de la nada salió un leprechaun (un enanito que toma oro y es parte del folklore irlandés). Fagan muy hábilmente capturó a la criatura lo que lo hacía acreedor de un deseo.

El suertudo hombre pidió tener un parque propio. El leprechaun siendo diligente pero listo le concedió el deseo...regalándole el hoyo lleno de maleza donde estaban parados.

Tras todos estos años, y luego de la muerte de Fagan en 1969, el parque sigue siendo una atracción para los citadinos y extraños, sobre todo en la época del día de San Patricio (una fiesta de celebración irlandesa). Ya ha sufrido varias remodelaciones y ha sido decorado con muchos objetos curiosos como piscinas para mariposas y estatuas de leprechaunes.

Otro dato curioso es que en esa misma ciudad se encuentra el opuesto total al Mill Ends, el parque Forest, uno de los parques interurbanos más grandes de Estados Unidos con 5000 acres de longitud.

Y así la ciudad de Portland sigue adelante. Impresionando a los turistas con el pequeño parque que pudo, gracias a un duendecillo capturado.