Kendrick Lamar gana el premio Pulitzer por Damn

La organización anuncio el lunes por la tarde que Kendrick Lamar había ganado un premio Pulitzer por su álbum "Damn". Este es el primer reconocimiento para un músico no clásico o de jazz desde que los premios comenzaron a incluir música hace unos 75 años.

Fernando Luis Zerpa Piñango
Creado por Fernando Luis Zerpa Piñango
Elegir Apr 17, 2018
Help Translate This Item

La junta del Pulitzer consideró el álbum como "una colección de canciones virtuosas unificadas por su peculiar autenticidad y dinamismo rítmico, ofreciendo viñetas que capturan la complejidad de la vida afroamericana moderna".

La presentadora Dana Canedy parecía bastante encantada al hacer el anuncio, y en una entrevista con el New York Times dijo: "Estamos muy orgullosos de esta selección. Significa que el jurado y el sistema de evaluación de la junta funcionaron como deberían. Brilla una luz sobre el hip-hop de una manera completamente diferente, este es un gran momento para la música hip-hop y un gran momento para los Pulitzer".

Si bien el razonamiento habitual del Pulitzer no estaba disponible en el momento de la publicación, hay pocas dudas sobre el impacto que Lamar ha tenido en el hip-hop, la música y la cultura desde que entró en la corriente principal con su álbum de 2012 "Good Kid, MAAD City".

Cada uno de sus álbumes ha sido una gran progresión musical pero lo más importante son las letras que reflejan su educación en la dura área de Compton en Los Ángeles, la experiencia negra en Estados Unidos, la historia del hip-hop, el estrellato y un sinnúmero de otros temas, todo a través de una actitud notablemente modesta y segura de sí misma, una que no carece de la confianza y bravuconería que tiene la mayoría de los raperos, pero a través del lente de un alma vieja.

Lamar, de 30 años, ha ganado 11 premios Grammy y se ha reunido en varias ocasiones con el expresidente Barack Obama el cual lo ha elogiado.

Musicalmente, sus álbumes han desafiado los estándares del hip-hop. Mientras que "Good Kid" fue una toma de la vida y crianza de Lamar en un contexto musical completamente melódico pero contundente, su siguiente álbum fue un profundo desafío para la audiencia, alistando una batería de músicos de jazz de Los Ángeles para respaldarlo, aunque algunas canciones fueron relativamente sencillas musicalmente, otras fueron desafiantes incluso para las mentes del jazz. Si bien "Damn" es un retorno al hip-hop más convencional, no deja de tener sus desafíos: por ejemplo, la segunda mitad de "DNA" presenta tres elementos musicales diferentes que apenas parecen tener algo que ver el uno con el otro.

youtube embed goes here!

Con información de: variety.com