La locura de Goya

La creatividad y genialidad parecen llevar la carga del tormento; una especie de condición en la que las mieles de la inspiración no pueden separarse de la amargura de la melancolía o la locura...

Edward Vera
Created By Edward Vera
On 2017 M09 28
Help Translate This Item

Muchísimas obras de arte han sido concebidas desde el caos, para así mostrarnos la belleza de la condición humana junto a sus miserias, erigiendo al hacedor como un mártir, con la única misión de dejar su huella a través de un mensaje, a veces tan directo como perturbador, otras veces tan enigmático como la misma mente del artífice.

Goya, considerado por muchos como el primer artista moderno gracias a su capacidad para exponer en su obra el interior de su mente y lo que veía en el mundo, es el canon del creador dominado por su genio; su prolífica producción lo llevó a crear casi 700 pinturas, casi 1000 dibujos y 300 impresiones, todas con su marca, aquella en que la demencia brilla sin oscurecer su don creativo, gracias a su transgresor pincel que utilizó para diluir y desafiar -en aras de la libertad de la creación- las normas establecidas, convirtiéndolo en uno de los grandes artistas de la historia.

Francisco Goya -  Serie "Los Caprichos".-

Francisco Goya - Serie "Los Caprichos".-

Luego de su aprendizaje en España, desarrollando un estilo barroco, se traslada a Italia, en el año 1770, para hacer su incursión en el neoclasicismo que irá moldeando junto a sus propios matices estilo rococó adquiridos en pintar tapices en la manufactura real de Santa Bárbara. Para bien o para mal, Goya sufre una grave enfermedad entre 1792 y 1793; que le transforma a nivel creativo; comenzando con un pincel más vanguardista con propuestas más revolucionarias, en contraposición a lo que hizo anteriormente que lucía más plácido, con estética tradicional. Aquí Goya exploró temáticas que abarcaron desde la brujería, locura, lo onírico, hasta los famosos dibujos de la serie “Los Caprichos” con mensajes satíricos acerca de la sociedad española de finales del siglo XVIII y los horrores de la Guerra de Independencia, que se puede apreciar en la serie “Los desastres de la guerra”.

La sordera de Goya

Luego de la enfermedad, Goya se queda sordo a los 45 años, viviendo en Cádiz al cuidado de Sebastián Martínez. Justamente, a través del manejo de la correspondencia del pintor, Martínez hace referencia a las dolencias que aquejan a Goya, refiriendo en las epístolas sus terribles síntomas, como “males que le hace a su cabeza” o al “ruido en la cabeza y la sordera que en nada han cedido”. 

Aquí se traza una línea fundamental para Goya y su pintura, un momento creativo que inspiró temáticas menos amables que sus anteriores trabajos realizados para los palacios reales; se inicia la fase madura de la obra del artista y la transición hacia su estética romántica. Posteriormente, entre los años 1808-1814, Francisco Goya, retrata el convulsionado periodo histórico en que vive, enfocándose en la Guerra de la Independencia, mostrando en los grabados (“Los desastres de la guerra”) los excesos y tragedias de la guerra carente de heroísmo, poniendo un acento en que cualquier individuo de clase y condición puede sufrir los horrores de las guerras.

La representación romántica de Goya ha sostenido durante mucho tiempo este evento (su sordera) como el momento en que la obra del artista cambió de forma espectacular y permanente. 

La locura de Goya

"El Aquelarre" - Francisco Goya - Realizada entre 1821 y 1823.-

"El Aquelarre" - Francisco Goya - Realizada entre 1821 y 1823.-

La fascinación de Goya por la locura se extendió a sus últimos días, completando una serie de dibujos que destacan su atención a temas de la ciudad como “Nuevos caprichos” con mayor sutileza y atención a la sátira social, “Toros de Burdeos”, en el taller de Gaulon que son una prolongación de la tauromaquia de Madrid; “Desastres de la guerra” que continúan en dibujos inspirados en recuerdos y relatos de amigos exiliados en Burdeos; “Evocación de rostros” y “La Lechera”.

Aquí tenemos a un Goya que se adapta a las circunstancias de la nueva vida y se encuentra feliz y espontáneo. Otras veces melancólico y desesperado. A veces duda de la religión o es un personaje moralizador y narrador de insólitos acontecimientos bordeleses. Realizó un total de 123 dibujos conocidos.

Los dibujos reflejan la preocupación de Goya y la personalidad de aquellos que le rodearon hasta su muerte. Son importante testimonio para la comprensión de las realidades que marcaron su vida, la evolución de su arte y constituye en la vida del artista una unidad integral excepcionalmente coherente desde el primero al último de ellos.

Cabe destacar que la sordera que sufrió Goya lo llevó a experimentar profundos episodios de depresión y ansiedad. Para muchos, este relato simplista explica satisfactoriamente las representaciones de locura que son una característica prominente de la obra de Goya. También es necesario mencionar que, un artista con la sensibilidad de Goya, al enfrentarse a un período de fuerte agitación política y social, pudieron contribuir con la legendaria locura del artista, elementos que fácilmente pueden socavar con pensamientos de tintes más optimistas.

"Caníbales preparando a sus víctimas" - Francisco de Goya - 1800.-

"Caníbales preparando a sus víctimas" - Francisco de Goya - 1800.-

Apartando el contexto histórico y su sordera, ¿Qué otra cosa pudo provocar la locura de este artista?

Entre algunos de los diagnósticos que intentar atinar con las causas, están la esquizofrenia o la sífilis. De acuerdo con información publicada en El País, los psiquiatras españoles Blanco Soler y Antonio Vallejo-Nájera, sostienen que Goya sufrió una esquizofrenia leve, con tres brotes agudos. Sin embargo, su hijo, Juan Antonio Vallejo-Nájera, llegó a la conclusión de que Goya no sufrió esquizofrenia, argumentando que una crisis lo suficientemente grave como para alterar el modo de pintar hubiera alterado también la personalidad del pintor, cosa que presuntamente no ocurrió.

"Casa de locos" - Oleo sobre lienzo de Francisco de Goya de 1812.-

"Casa de locos" - Oleo sobre lienzo de Francisco de Goya de 1812.-

Por otra parte, también se habla de un supuesto ungüento napolitano, que posiblemente le causó los vértigos y afecciones cerebrales. El ungüento era usado en pacientes de sífilis, y los síntomas eran propios del envenenamiento por mercurio, un nefasto tratamiento en el que los enfermos podían ser curados, pero morían al poco tiempo envenenados.

"Hombre buscando pulgas en su camisa" - Francisco Goya - 1824–1825.-

"Hombre buscando pulgas en su camisa" - Francisco Goya - 1824–1825.-

Otra teoría sostiene que que los síntomas que presentó Goya fueron consecuencia del envenenamiento por el plomo de sus pinturas. Juan Antonio Vallejo-Nájera también refuta esta hipótesis, pues no era el artista quien preparaba las pinturas, sino un moledor que estuvo a su servicio durante décadas y que al parecer no sufrió ninguna secuela. Vallejo-Nájera sostiene que la enfermedad, incluida una depresión posconvaleciente, tuvo una influencia determinante en Goya, pero no de signo patológico, sino vivencial, que le hizo reaccionar y desarrollar su intenso brote creativo.

Algunos de los principales artistas, escritores y pensadores de la historia han padecido de enfermedades mentales. Otro ejemplo es el pintor holandés Vincent van Gogh; y diversos estudios demuestran que la creatividad está asociada con un mayor riesgo de depresión, esquizofrenia y desorden bipolar.

"El sueño de la razón produce monstruos" es un grabado de la serie los Caprichos del pintor español Francisco de Goya. Está numerado con el número 43 en la serie de 80 estampas. Se publicó en 1799.-

"El sueño de la razón produce monstruos" es un grabado de la serie los Caprichos del pintor español Francisco de Goya. Está numerado con el número 43 en la serie de 80 estampas. Se publicó en 1799.-

Por Ed Vera | @vid1ka | Culturizando
Con información de: Wall Street Art | El País | goya.unizar

TRENDING