13 datos sorprendentes que tal vez no sabías de Pesadilla en Elm Street

Freddy Krueger sigue provocando que no queramos dormir. Su primera película de 1984 está cargada de datos curiosos. ¡Descúbrelos!

Edward Vera
Created By Edward Vera
On 2017 M06 21
Help Translate This Item

Pesadilla en Elm Street de 1984 fue una película dirigida por Wes Craven, responsable por revitalizar el subgénero de terror “slasher”. Su particular enfoque, en el que un asesino podía irrumpir en tus sueños atormentándote para luego acabar contigo de forma surrealista convirtieron a esta película en un clásico de los 80s. La efectiva fórmula de efectos especiales, con guión sólido y un personaje perturbadamente carismático salvó a la productora New Line Cinema de la quiebra, dándonos diversas facetas del Freddy Krueger; y hasta un remake en 2010.

Descubre 13 curiosidades que tal vez no conoces de Pesadilla en Elm Street.

1) La cara de Freddy fue inspirada por una pizza

Getty Images

La concepción de la apariencia de Freddy Krueger fue un poco complicada. Al principio, el director quería que la cabeza pudiera mostrar el cráneo y los dientes, siendo incluso más terrorífica. Al final el proceso con el maquillista y el supervisor de efectos especiales se hizo cuesta arriba, por lo que los resultados no fueron convincentes. Al final, fue el aspecto de una pizza lo que inspiró la cara que todos conocemos. Estas características sirvieron para lograr esa estética de piel quemada, siendo más fácil y económica toda la labor de maquillaje; aunque el actor Robert Englund necesitaba tres horas en el proceso de aplicación de maquillaje.

2) Johnny Depp tuvo su primer papel

Johnny Depp no tenía idea de lo que el destino le preparaba; al acompañar a un amigo al casting de Pesadilla en Elm Street, el mismo Wes Craven se percató de él, por lo que le preguntó si estaba interesado en leer el guión. Al final, fue Depp quien entró en la película para ser Glen, el novio de Nancy; papel que le abriría las puertas en la industria. Curiosamente, el amigo de Depp fue Jackie Earle Haley; quien terminó siendo Freddy Krueger en el remake de 2010.

Jackie Earle Haley es Freddy Krueger en el remake de Pesadilla en Elm Street de 2010.-

Jackie Earle Haley es Freddy Krueger en el remake de Pesadilla en Elm Street de 2010.-

3) Craven se inspiró en una historia verdadera

Wes Craven quedó marcado por una noticia en el periódico con la historia de un joven camboyano que sufría de pesadillas. Ese relato fue el detonante para inspirar todo el argumento en esta película. Aquel chico se rehusaba a dormir, los padres preocupados intentaron buscar soluciones con médicos que le recetaron pastillas para los nervios, pero aún así no quiso someterse al tratamiento. Ya exhausto, una noche cayó dormido. Según sus padres solo se sabe que estuvo gritando y con fuertes convulsiones que le causaron la muerte; como si estuviera teniendo una fuerte pesadilla. Al momento de hacer las investigaciones, se encontró en su habitación una cafetera escondida. Craven hace referencia a todo este suceso con Nancy.

4) Freddy existió

El director Wes Craven sufrió de bullying en la escuela con un compañero de clases llamado Fred; cuenta que le hizo la vida imposible. Muchos de los sucesos con el verdadero Freddy lo marcaron al punto de quedar con algunos traumas, que al final sirvieron para darle un nombre a uno de los personajes más desagradables del cine de terror. El apellido Krueger, fue una ampliación de Krug, el protagonista de película La última casa de la izquierda; además el sonido Krueger le resultaba como si proviniera de una fábrica de la Alemania Nazi. El sombrero surgió de otro susto que tuvo Craven una noche, al ver un hombre con un sombrero.

5) La perturbadora bañera fue una piscina

La famosa escena en la que Nancy se queda dormida dentro de una bañera para luego ser atacada por Freddy, es en realidad una piscina. El equipo de producción se la ingenió para crear un tanque bajo de una bañera real que permitiera estar sin el tradicional fondo, para así hacer posible que Nancy pudiera hundirse completamente. El resto de la escena donde vemos desde el fondo a Nancy sumergida totalmente y luchando por salvarse, es una piscina cubierta de plástico oscuro, para crear la ilusión de un pozo sin fondo. Esta escena de riesgo fue realizada por la esposa del diseñador de sonidos y necesitó de la colaboración de varios buzos.

6) Walt Disney Pictures quería que Freddy fuera apto para el público infantil

El director en su afán por conseguir el apoyo de estudios terminó rechazado por el nivel de violencia de su guión; pero Walt Disney le ofreció un buen trato, a cambio de que su icónico personaje fuera adecuado al público infantil. Obviamente, Craven rechazó la propuesta, para felicidad de todos nosotros.

7) Escalones de panquecas

Otra escena memorable de esta película fue la de los escalones, donde Nancy huye de Freddy. Al momento de subir las escaleras sus pies se quedan hundidos, impidiendo que avance. Esta ilusión de escalones líquidos se pudo realizar con mezcla para hacer panquecas y pegamento; y fue inspirada por una pesadilla que el productor de la película había tenido.

8) Garras eléctricas

El clásico guante de Freddy Krueger era de por sí intimidante, pero sus mejores momentos para causar terror fueron su inquietante sonido con metal y los roces con chispas. Para el efecto de las chispas se recurrió a una batería de carro que fue conectada al guante. El chirrido de las navajas fue creado con un cuchillo de cocina que rasgaba una silla de metal.

9) El actor David Warner iba a interpretar a Krueger

El reconocido actor británico David Warner, ganador del Emmy, conocido además por sus papeles en La Profecía (1976); Frankenstein (1984) o el Planeta de los simios (2001), fue la primera opción para el papel de Fred Krueger. Pero algunos desacuerdos entre este actor y Craven lo sacaron del proyecto para dar paso a Robert Englund.

10) La lengua de Freddy fue un curioso obsequio

Otra de las famosas escenas de Pesadilla en Elm Street fue el momento en que Nancy intenta advertir por teléfono a su novio Glen de Freddy; pero el teléfono se transforma en la boca y la lengua de Freddy. Al finalizar el rodaje, la actriz Heather Langenkamp responsable de dar vida a Nancy solicitó como regalo el singular artefacto. Craven contó que para crear este teléfono solo se gastaron 5 dólares para una prótesis barata y caucho.

11) Set de grabación colocado al revés

En la escena donde Glen se queda dormido y se hunde dentro de la cama para luego ser expulsado en un chorro de sangre a presión se logró utilizando la misma habitación donde murió Tina; otra escena memorable en la que vemos morir a la mejor amiga de Nancy en circunstancias bastante extrañas. El equipo de producción construyó un inmenso set que pudiera voltearse como un bombo de lotería. La cámara también fue colocada al revés, para dar así la apariencia de un cuarto normal. Fue desde arriba que dejaron caer varios litros de agua roja, creando la ilusión de que la sangre brotaba desde abajo como un géiser. Esta secuencia fue inspirada por la película El Resplandor (1980) de Stanley Kubrick, sí, esa parte donde baja un torrente de sangre por las escaleras y el ascensor del hotel.

12) La madre de Nancy fue una muñeca inflable

En la escena final, cuando Freddy jala a la madre de Nancy por la pequeña ventanilla de la puerta de la casa, se hizo con una muñeca inflable. Al correr la cinta en cámara rápida se hace casi imperceptible; pero se logra el efecto onírico deseado por Craven. Cabe mencionar que Craven no quería hacer una escena con indicios de secuela; pues no iba a realizar más películas de Freddy, notamos que las siguientes películas no fueron dirigidas por él. Al final hizo la concesión a petición de varios miembros del equipo de producción.

13) New Line Cinema estaba en quiebra

La productora responsable de culminar el proyecto se encontraba casi en la bancarrota. El éxito de Pesadilla en Elm Street salvó literalmente a New Line Cinema, un hecho que pavimentó el camino a las siguientes películas que ayudaron a consolidar a Freddy Krueger como uno de los personajes más icónicos del subgénero slasher. Actualmente New Line Cinema pasó a ser propiedad de Warner Bros luego de su quiebre definitivo en 2008. 

Por Ed Vera | @vid1ka | Culturizando
Con información de: Never Sleep Again |

TRENDING