¿Trans-especies? La historia de Nano, la mujer gato (+video)

A lo largo de los últimos años, se ha producido una continua y ardua polémica en torno a la identidad de género. Ahora, un nuevo término dentro de este campo ha surgido y hay personas que defienden la identidad de especie… ¿Sabes qué es un trans-especie?

A lo largo de los últimos años, todo el colectivo LGTBIQ+ y en especial las personas transgénero, se han abierto paso en la ardua lucha contra la discriminación…

No obstante, a pesar de que se han hecho grandes avances para llegar a la meta, ante los ojos de muchos sus esfuerzos se han visto mitigados por nuevos términos que han surgido, que terminaron asociados con el ser “transgénero”, y que incluso gozan de un gran número de defensores; uno de esos términos es el ‘trans-especie’.

Erik Sprague, ‘el hombre lagarto’.-

He nacido en la especie equivocada”.

Es la polémica declaración que dio Nano, una chica noruega de 21 años que afirma que es un gato.

Aunque esto pueda parecer una broma no lo es. Nano está completamente segura de que hubo un “error” o “defecto” genético al momento de su nacimiento y que ella en realidad es un felino. De hecho, maúlla, ronronea y camina a “cuatro patas”; asegurando que lo hace por instinto…

Nano asegura que se siente como un gato desde sus primeros años de vida, que es algo que siempre ha estado en su interior; sin embargo, fue a los 16 años que tomó la decisión de abrazar su “verdadero” ser y comenzar a vestirse y a actuar como un minino.

“Me di cuenta que era un gato cuando tenía 16 años, cuando los médicos y psicólogos descubrieron qué era ‘esa cosa’ que tenía dentro mío. Bajo mi nacimiento había un defecto genético”; le explicó Nano a la periodista Silje Ese en una entrevista…

Sin embargo, el comportamiento de Nano va más allá de simplemente maullar y gatear, pues la joven noruega asegura de que incluso su sentido del oído es mejor que el de las personas regulares pues puede escuchar llaves tintineando en bolsillos, maletas rodando a una larga distancia, e incluso si una persona tiene hielo o grama bajo sus zapatos.

Adicionalmente indica que su visión es mejor que la de una persona promedio y que es capaz de enfocar objetos a distancias más largas de las que el ojo humano es capaz, esto acompañado de una visión nocturna impecable que la ayuda a cazar ratones por las noches (aunque lamentablemente -o gracias a Dios- aún no ha sido capaz de atrapar alguno).

Nano aseguró que es capaz de dormir sobre cualquier superficie y que se siente especialmente cómoda en ventanas y alféizares.-

Nano también siente una especial repulsión por los perros, llegando a sisearles en las calles cuando se cruza con alguno porque su instinto la obliga a hacerlo.
Igualmente, como todo gato, Nano detesta el agua y siente pánico cuando la tiene cerca; sin embargo, se las ingenia para mantenerse limpia usando su lengua y sus garras de felpa.

La chica comenta que realiza esta vida gatuna únicamente en la intimidad de su hogar, ya que mucha gente no comprende cómo puede decir que "es un gato”; y que cuando la ven en la calle se sienten incómodos… Aunque no siempre es malo… pues hay personas que tienen reacciones positivas y hasta se hacen fotos con ella y la acarician.

Los psicólogos le aseguraron a Nano que esto se le pasaría a medida que vaya creciendo; no obstante, ella está segura de que eso no pasará pues no es una fase o algo que se está inventando, ella es realmente un gato desde su nacimiento atrapado en el cuerpo equivocado.

La verdad es que ningún médico ha decretado que Nano tenga ningún tipo de enfermedad mental. Sin embargo, por mucho que ella asegure sentirse así, no está demostrado científicamente que eso pueda ser posible bajo ningún concepto...

Para ella es incuestionable lo que siente y vive a diario, aunque sus médicos sean contundentes con su veredicto de que esto deriva de alguna enfermedad mental o alguna patología como bipolaridad, licantropía clínica o esquizofrenia.

Aunque los médicos han explicado infinidad de veces este hecho, ella se rehúsa a creerles y afirma que quiere llevar su caso a instancias mayores para que se le reconozca legalmente como un gato.

Y honestamente, no sería de extrañar que próximamente esto fuese reconocido como un nuevo género…

youtube embed goes here!

Puedes ver la entrevista completa de Nano aquí.-

A pesar de lo que muchos puedan creer, Nano no es la única transespecie que existe; son muchos más de lo que, a primera vista, podría parecer. Miles de personas -y los números aumentan día tras día- han ido “despertando” y dándose cuenta de que no se sienten humanos.

A esta comunidad se le conoce también por el nombre de ‘otherkin’; está integrada por personas que creen que poseen una identidad parcial o enteramente no humana.

Algunos sienten que su diferencia es puramente espiritual, mientras que otros creen que existe una diferencia genética que los separa totalmente del ser humano.

Esta comunidad ha decidido dar un paso más allá y muchos quieren renunciar a sus derechos humanos para ser amparados por los de protección animal - Imagen: fotografo Richard Ansett para Channel 4.-

Algunos miembros de la comunidad otherkin explican que esto se da a través de la reencarnación, teniendo un alma no humana.

Los otherkin no solo se identifican con animales, pues los hay de todo tipo: algunos afirman ser criaturas mitológicas, otros en cambio se identifican con criaturas de la cultura popular o fábulas.

Existen transespecies que aseguran ser ángeles, demonios, sirenas, dragones, elfos, hadas, duendes y hasta extraterrestres…

Uno de los ejes discursivos de estas personas gira en torno al concepto de la doble moral, en el que caben propuestas en las que mezclan el abandono de los animales con la homosexualidad, la transexualidad o el aborto.-

 Algunos miembros de la comunidad han llegado a describir que padecen el conocido ‘síndrome del miembro fantasma’ y que son capaces de percibir una cola, alas o tentáculos.

No es una elección. No entiendo por qué la gente afirma que se trata de una especie de fantasía. Siempre me he sentido ajeno a mi cuerpo. No es mi esencia, es solo un vehículo que sé cómo manejar. Además, ¿qué significa ser humano?”.

Declaración de Riviera, miembro de la comunidad otherkin de Australia -y que además afirma que es un dragón- en una entrevista para el portal Vice.

Y tú… ¿Qué opinas sobre esto?

Por Diana Carolina Fernandes | @dianacarolina_f | Culturizando

Con información de: Los Replicantes | Lavanguardia | Wikipedia | La República | Vice | El Español | Mediterráneo Digital