¿Tiene el BDSM un lado cálido y… ‘paternal’?

¿Has escuchado que algunas mujeres usan la palabra ‘daddy’ o ‘papi’ para llamar cariñosamente a sus parejas? Muy al contrario de lo que muchos puedan pensar, no tiene nada que ver con el complejo de Electra o con una mala relación padre-hija durante la infancia… ¡Te contamos todo!

Diana Carolina Fernandes
Creado por Diana Carolina Fernandes
Elegir Jun 21, 2018
Help Translate This Item

La razón por la que en algunas parejas las mujeres suelen llamar ‘daddy’ o ‘papi’ a sus compañeros está bastante alejada de la teoría de la psicología que indica que las mujeres, durante su niñez, manifiestan amor por su padre y rivalidad hacia su madre (conocido como complejo de Electra); y tampoco, como muchos puedan pensar, tiene que ver con la teoría de Freud de que –de forma inconsciente- todas las mujeres queremos tener relaciones sexuales con nuestros padres (que cabe acotar que junto con la famosa teoría de la "envidia de pene" son las razones por las que la psicología moderna ha dejado de lado la mayor parte del trabajo de Freud).

Aunque este ‘cariñoso’ apodo puede hacer que algunos hombres se asusten bastante, la sexóloga Vanessa Marin afirmó que no tiene absolutamente nada que ver con que la mujer tenga una mala relación con su padre y desee compensarla de alguna manera, que haya fantaseado alguna vez con tener una relación sexual con su papá o que, su acompañante, le recuerde a este…


"Sí, 'papi' puede significar 'padre', pero también empleamos esa palabra para indicar cuando alguien es el jefe, está al mando, es protector o está haciendo un buen trabajo. Ese es normalmente el significado que le dan las mujeres en la cama. Nunca me he encontrado con ninguna mujer que le diga 'papi' a su pareja porque realmente le gustara fantasear con que él fuera su padre".
Vanessa Marin, sexóloga.-


En pocas palabras, que una mujer llame a su pareja ‘daddy’, indica que es sumisa ante su mando y masculinidad, y la ‘sumisión’ es principalmente la razón por la que esto ocurre… 

En los últimos años se ha venido desarrollando con fuerza lo que parece ser una actividad sexual pero que resultó un estilo de vida: el DDlg. Estas siglas corresponden a “Daddy Dom/little girl” ("Papi Dominante/niña pequeña"). Se puede decir que es una variación o una corriente algo más ‘cálida’ del BDSM (Bondage y Disciplina; Dominación y Sumisión; Sadismo y Masoquismo) en la que los hombres cuidan de sus "pequeñas niñas", a través de cariño, juguetes y mucha disciplina (en esta parte es donde entra el BDSM), mientas que el trabajo de la mujer es simplemente “aportar una alegre inocencia a la relación”.

A pesar de que muchas de las mujeres que practican este estilo de vida aseguran que "tienen entre 3 y 13 años de edad mental, pero están físicamente desarrolladas", muchas otras indican que son mujeres adultas y maduras que simplemente tienen momentos de “little space”: un estado en el que entran de vez en cuando y se permiten ser niñas otra vez… 

Cuando hablamos de ‘ser niñas’ o de que los ‘daddy dom’ cuidan a sus ‘niñas’ obsequiándoles juguetes es algo totalmente literal en muchas de las parejas. Muchas mujeres suelen tener un cuarto de juegos repleto de muñecas, peluches, juegos infantiles, chupones y hasta pañales… Mientras que otras se limitan a determinadas cosas de estas. 

Es importante no confundir esta práctica con la autonepiofilia o infantilismo parafílico, donde el individuo que la padece tiene la necesidad de vestirse y actuar como un bebé, con la intención de ser tratado como tal. Esta parafilia se da en la mayoría de los casos en varones heterosexuales. 

Aunque para muchas personas la práctica del DDlg es ‘una desviación’ y una ‘aberración’ ya que puede promover la pedofilia, la Dra. Margaret Squires (terapeuta de pareja y de víctimas de abusos sexuales en la infancia) no cree que haya nada especialmente pedófilo en llamar "papi" a la pareja durante el sexo.



"Creo que ese tipo de lenguaje surge en una relación sana. Simplemente te estás retrotrayendo hasta vínculos de calidez muy tempranos". Tampoco tiene especial problema la dinámica DDlg, a veces simplemente significa que las personas están reconociendo un patrón dentro de su relación. Por eso tenemos relaciones, para poder apoyarnos los unos en los otros. No es necesario que todo el mundo sea igual de fuerte para todas las cosas".
Dra. Margaret Squires.-

Es importante acotar que esta corriente no se da solo en casos de parejas heterosexuales o donde el dominante es solo el hombre, todas las combinaciones son posibles y se pueden llegar a ver ‘Mommy Dom/little girl o little boy” ("Mamá Dominante/niña pequeña o niño pequeño") y muchas otras... Sin embargo, la más común y popular es la clásica “Daddy Dom/little girl”.

¿Tú qué piensas? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

Por Diana Carolina Fernandes | @dianacarolina_f | Culturizando

Con información de: VICE | Wikipedia | Muy Interesante