Test: ¿Y si la persona tóxica soy yo?

Todos hemos oído alguna vez hablar de personas y relaciones tóxicas, en especial en los últimos años, pues el tema se ha puesto muy de moda... Es algo que nos mantiene alerta… así solemos evaluar nuestro entorno constantemente para evitar que alguien pueda "sabotear” nuestra energía. Sin embargo, ¿alguna vez te has preguntado si eres una persona tóxica para los demás?

Diana Carolina Fernandes
Creado por Diana Carolina Fernandes
Elegir 3 abr 2019
Help Translate This Item

Lamentablemente, se terminó la relación en la que estuviste los últimos 5 años. El próximo fin de semana es muy probable que...

Planeaste ir al cine con tus amigos, pero cuando llegaron... ¡Ya no había entradas!

Tu mejor amigo tuvo un día terrible y se siente muy mal...

Tu risa es...

¿Crees en las almas gemelas?

Es tu primera cita con alguien después de mucho tiempo sin salir... ¿Qué haces?

Discutiste con un amigo muy cercano por algo en lo que no tenías razón... ¿Cuál es tu primera reacción?

¿Se te da bien guardar secretos?

En una reunión con amigos...

Lamentablemente eres una persona tóxica...

Lamentablemente eres una persona tóxica...

Hablas demasiado y muy alto, no puedes admitir que te has equivocado, siempre tienes que ser el primero y el mejor -incluso cuando se trata de tener un problema, el tuyo primero es el más grave-, tienes la razón en todo porque crees que tu opinión es la más importante y necesitas la aprobación constante de los demás...
 
No nos gusta dar malas noticias... Pero de acuerdo con las respuestas que proporcionaste, muestras los patrones típicos de las personas tóxicas.

Eres una persona que nutre a los que te rodean; pero...

Eres una persona que nutre a los que te rodean; pero...

Te gusta intentar que los demás se sientan valorados y apreciados. Estás ahí para todos los que te necesitan, aunque también sabes que a veces necesitan su espacio...
 
Definitivamente eres una persona honesta que cuida a sus seres queridos; sin embargo... puede que estés siendo tóxico para ti mismo.
 
Asumes la culpa de todo, no porque la tengas sino porque crees que siempre eres el que está mal, tratas de quedar en un segundo plano, a veces no dices lo que piensas por miedo a incomodar y prefieres encerrarte en ti antes de "atormentar" a los demás con tus problemas.

¡Tienes una inteligencia social increíble!

¡Tienes una inteligencia social increíble!

¡Sabes llevarte bien con los demás! Todos se sienten mucho mejor cuando están a tu alrededor pues tu comportamiento, lejos de ser tóxico, ilumina la vida de los que amas.

Sabes hacer que todos se sientan queridos y respetados, valoras la opinión de los demás y sabes reconocer tus propios errores.