La leyenda de la diosa Diana y su amor prohibido por Lucifer

En la mitología, la diosa Diana era una de las más adoradas y veneradas por los habitantes de la Antigua Roma. Tenía una belleza arrebatadora, de aspecto joven y virginal, pues decidió voluntariamente mantenerse pura por siempre… Sin embargo, cuentan que una vez sucumbió ante el pecado… ¡Te contamos todo!

Diana era la diosa de la luna, la caza, la fertilidad y la virginidad. Se dice que vagaba por los bosques más recónditos en los que el hombre no había hecho estragos y era la protectora de la naturaleza y los animales. 

A pesar de que el culto a Diana se inició en la época de los romanos, con el paso de los años se convirtió también en una deidad muy venerada por los paganos en Italia. Fue llamada entonces protectora de las brujas, las cuales invocaban su protección creyendo en ella como una Diosa extremadamente enérgica y poderosa, adorándola con fervor. 

'Diana, la cazadora', de Guillaume Seignac.-

'Diana, la cazadora', de Guillaume Seignac.-

Unos años más tarde, el cristianismo prohibió el culto a Diana, tildándolo como demoníaco; sin embargo, la brujería Italiana continuó celebrando sus festividades, llevando a cabo sus rituales orgiásticos, e incluso venerando a la diosa con más entusiasmo. 

‘Diana después del baño’, óleo de François Boucher (1742), Museo del Louvre.-

‘Diana después del baño’, óleo de François Boucher (1742), Museo del Louvre.-

En el año 1899, el estadounidense Charles Leland publicó un libro llamado ‘El evangelio de las brujas’ –también conocido como ‘Aradia’-, donde describe los credos, rituales, invocaciones y conjuros a la venerada diosa Diana en la brujería italiana, específicamente en Toscana. ‘El evangelio de las brujas’ se convirtió en uno de los textos fundamentales del neopaganismo. De hecho, es la “biblia” de la wicca diánica, una religión neopagana muy parecida a la wicca tradicional pero que adopta valores feministas, magia folclórica italiana, prácticas de curación, y con la adoración a Diana, reconociendo que ella es la fuente de toda vida conteniendo todo dentro de sí misma. 

‘El evangelio de las brujas’ cuenta la leyenda de cómo el interior de Diana se dividió en dos: luz y oscuridad, dando vida a quien fue el gran amor de su vida; amor que era prohibido ya que al venir de su interior era su propio hermano e hijo, Lucifer…

Fuente del Ángel Caído, Madrid (España).-

Fuente del Ángel Caído, Madrid (España).-

Lucifer, como su nombre lo indica, era la luz; y Diana, al ver la luz tan hermosa, -esa luz que era su otra mitad-, la deseó enormemente. Deseaba recibir a la luz nuevamente en su oscuridad, la hacía temblar de deseo y necesitaba convertir ese deseo en éxtasis –olvidando sus votos de castidad-; sin embargo, Lucifer siempre huyó de ella… 

Según se cuenta en esta leyenda, Lucifer tenía esplendor de espíritu; sin embargo, era muy orgulloso y eso le impedía servir a alguien, por lo que descendió de los cielos por voluntad propia a la Tierra. Diana, frustrada y dolida por haber perdido a su amor, decidió convertirse en mortal para poder ir tras Lucifer… Una vez convertida en mortal enseñó magia y hechicería a las mujeres, en especial a las que eran esclavas, para que pudieran liberarse del yugo opresor en el que vivían, convirtiéndose así en su protectora. Una vez terminada su labor, Diana volvió a la búsqueda del amor de su vida… 

'Diana sorprendida', de Jules Joseph Lefebvre.-

'Diana sorprendida', de Jules Joseph Lefebvre.-

Se dice que Lucifer tenía una gata a la que amaba profundamente. Una noche Diana acordó con la criatura intercambiar formas, se acostó con su hermano y, en la oscuridad, asumió su verdadera forma. Lucifer estaba furioso, pero Diana lo fascinó con su belleza y picardía, y él se abandonó a su amor sin poder evitarlo, así la luz fue conquistada por la oscuridad, convirtiendo a Lucifer en lo que conocemos hoy en día. 

De esa unión nació Aradia, quien fue hija y hermana de Lucifer… 

Diana crió Aradia para que descendiera a la Tierra a seguir enseñando el arte de la magia, por lo que es considerada como la primera bruja de la historia. Ella era la mezcla perfecta entre un ángel y un demonio, sin inclinaciones hacia el bien o hacia el mal. Una vez repartida su sabiduría, retornó al lado de su madre Diana y juntas guían los pasos de aquellas mujeres que se inician en el camino de la wicca…

Por Diana Carolina Fernandes | @dianacarolina_f  | Culturizando
Con información de: Acient Origins | Wikipedia | Círculo de Brujas