5 beneficios del citrato de magnesio confirmados por la ciencia

El magnesio es un mineral desconocido por muchas personas, pero con un papel muy importante en el funcionamiento del organismo… ¡Te contamos todo lo que debes saber sobre sus beneficios!

Diana Carolina Fernandes
Creado por Diana Carolina Fernandes
Elegir Feb 20, 2019
Help Translate This Item

El magnesio es el cuarto mineral más abundante en el cuerpo humano y se encuentra presente, mayormente, en los huesos, en los tejidos blandos no musculares, los músculos y en la sangre.
 
Este mineral participa en más de 300 reacciones como la síntesis de ADN, ARN y proteínas; la regeneración de los músculos y el sistema nervioso; la tensión; el metabolismo; la resistencia a la insulina y la regulación de glucosa en sangre, entre otras muchas…

Por ello, el déficit de magnesio se ha relacionado con diversos trastornos y numerosas enfermedades crónicas, como la diabetes.
 
Aunque el magnesio está presente en varios alimentos que debemos integrar en nuestra dieta -como la linaza, las almendras, las acelgas, la avena y el cacao-, se puede tomar como complemento el citrato de magnesio, un compuesto que puedes encontrar en cualquier parafarmacia o herbolario; este es el mejor para ti gracias a su mezcla de magnesio y ácido cítrico; ya que este último contribuye a que el cuerpo lo absorba mejor.

Sin embargo, recuerda que es importante acudir a tu médico de cabecera antes de tomarlo pues la automedicación no es correcta y abusar de este mineral también nos puede acarrear contraindicaciones…

Alivia los dolores de cabeza

Uno de los beneficios por los que el citrato de magnesio es tan buscado es por su capacidad –altamente efectiva- de ayudar a aliviar los dolores de cabeza, en especial la migraña.
 
Este alivio se debe a que el citrato de magnesio se encarga de normalizar algunas funciones cerebrales, lo que produce que las parejas venosas de la cabeza, cuello, hombros y espalda se relajen.

Los primeros informes acerca de la eficacia del magnesio en el tratamiento de migrañas, y otros dolores intensos de cabeza, datan de los años 1960 y 1970; desde entonces se ha ido demostrando poco a poco el efecto positivo del magnesio en esta dolencia.
 
De hecho, se ha observado que las personas que sufren de migraña regularmente suelen tener niveles reducidos de magnesio en su cuerpo, por lo que los expertos recomiendan que una dosis diaria de 300 mg de citrato de magnesio pudiera reducir significativamente los síntomas.

Soluciona los calambres nocturnos y regenera las fibras musculares

¿Alguna vez te has despertado en el medio de la noche a causa de un desagradable calambre en una pierna? A pesar de que esto puede ser algo totalmente común si se da de forma esporádica, lo cierto es que si ocurre de manera habitual nos encontramos con un fuerte déficit de magnesio en el cuerpo y es necesario que sea compensado.
 
El citrato de magnesio actúa en este caso como un relajante muscular y como un antiinflamatorio, por lo que ayuda a solucionar el problema de los molestos y dolorosos calambres nocturnos.
Además, el citrato de magnesio juega un papel muy importante en la regeneración de los músculos.

Tiene efecto antiinflamatorio

Sin embargo, esto no es todo… El déficit de magnesio está vinculado a la inflamación crónica, que es un factor de riesgo de enfermedades como el cáncer, la diabetes y la obesidad.
 
Algunos estudios han mostrado una relación inversa entre el consumo de magnesio y un nivel elevado de la proteína C reactiva (PCR), un marcador de inflamación.

En un análisis en el que participaron más de 5 mil niños entre los años 1999 y 2002, se descubrió que aquellos niños que ingirieron una dosis menor al 75% de magnesio, tenían casi 2 veces más probabilidades de poseer un alto nivel de PCR. Asimismo, la ingesta de magnesio también puede reducir la PCR en personas adultas y no solo en infantes, incluso si tienen prediabetes u obesidad.

Ayuda a combatir la depresión

El magnesio juega un papel crítico en la función cerebral y el estado de ánimo; los bajos niveles de este mineral están relacionados con un mayor riesgo de depresión.
 
Existen indicios de que el magnesio puede mitigar los síntomas de la depresión mediante el bloqueo de N-metil-D-aspartato (NMDA), una de las familias de receptores ionotrópicos de glutamato, cuya disfunción es una de las principales causas de la depresión.

Se ha encontrado que las personas menores de 65 años que no toman la suficiente cantidad de magnesio poseen un riesgo un 22% mayor de padecer depresión que las personas con un nivel óptimo de magnesio. Sin embargo, es de suma importancia tener en cuenta de que muchos expertos han relacionado el efecto contrario en personas mayores de 65 años: una mayor ingesta de magnesio con un mayor riesgo de depresión.

El magnesio es eficaz contra la diabetes tipo 2

El magnesio también tiene efectos beneficiosos contra la diabetes tipo 2. Se cree que alrededor del 48% de los diabéticos tienen niveles bajos de magnesio en la sangre y que esto provoca un aumento de la resistencia a la insulina, lo que afecta la capacidad de mantener bajos los niveles de azúcar en la sangre.
 
Varios estudios han analizado los efectos de la ingesta de suplementos de magnesio en la regulación de la glucosa en sangre en personas con diabetes tipo 2 y los resultados son muy prometedores, pues muchos investigadores han encontrado que el citrato de magnesio puede llegar a reducir significativamente los niveles de glucosa en ayunas a la vez que ayuda a la sensibilidad con la insulina.

Por Diana Carolina Fernandes | @dianacarolina_f | Culturizando
 
Con información de: Actitud Saludable | Medi Plus | OMS | El Nuevo Herald I