¡Cuidado! Vivir en pareja engorda… Descubre por qué

La vida en pareja es maravillosa cuando se entabla buena sincronía mental y emocional, y se forja un equipo capaz de resolver conflictos maduramente. Sin embargo, nada es perfecto… Así como la felicidad aumenta, los kilitos en el abdomen… también.

christopher novoselic
Creado por christopher novoselic
Elegir Oct 21, 2018
Help Translate This Item

Aunque parezca difícil de creer, la convivencia entre dos personas podría llevar a cabo un aumento significativo de peso. Así se determinó en un grupo de investigadores de la Universidad de Mannheim, Alemania , tras un análisis de datos de más de 20 millones de ciudadanos de ambos sexos durante un período de 16 años.

Las parejas que deciden vivir juntas, ganan cerca del doble de peso en los primeros cuatro años, según informó el equipo en Psicología de la salud.

Dicho esto, los resultados arrojaron que las parejas que conviven pesadamente, en promedio, más que aquellos que mantienen ambientes separados. Esto quiere decir que el aumento de peso es directamente proporcional a los cambios en el estilo de vida que conlleva vivir en pareja y no en el estado civil.

En este sentido, los expertos basaron sus estadísticas en el Panel Socioeconómico Alemán, un estudio del Instituto Alemán de Investigación Económica que se encarga de compilar la información que se abre en las encuestas que, desde 1984, se efectúa de manera periódica en 12.000 hogares alemanes.

Es importante recordar que una relación de pareja pasa por distintas fases antes de alcanzar la máxima de una convivencia diaria. Generalmente, las primeras semanas, aquellas que por mutuo acuerdo no poseen una “etiqueta”, generan una sensación de picardía y emociones desatadas.

Cortesía: Superaciónpersonal.com

En el mismo sentido, las parejas tienden a entrar en estados anímicos de mucha felicidad o profunda tristeza dependiendo de las circunstancias. Es así como la alimentación va variando, aumentando o disminuyendo, dependiendo de cómo se sientan emocionalmente.

Tras pasar aquella etapa “rosa” inicial en la que ya se han definido los sentimientos, se empieza a notar el cambio de apetito. Es este el momento en el que se produce ese fenómeno común, recurrente en casi todas las parejas: se empieza a engordar irremediablemente.

Este comportamiento es normal. La confianza aumenta y -en su mayoría mujeres-, se deja de prestar atención a los hábitos alimenticios frente a su pareja. En conclusión, apetecen los planes más tranquilos: ver televisión compartiendo un abrazo en el sofá y pedir comida a domicilio.

Se puede tener pareja fitness con estos tips

1° El sofá es un enemigo silencioso. La comodidad empieza a tomar partida y los días de salir arreglados para impresionarse el uno al otro son desplazados por comida frente a la TV, una pijama, y no puede faltar… ¡comida en abundantes cantidades! Hay que evitarlo.

2° El menú no puede ser el mismo. Las parejas, a veces, alcanzan tal punto de mímesis que empiezan a pedir lo mismo en los restaurantes. Si no prestan atención acabarán entre pura comida chatarra, bebidas muy dulces y, por qué no, hasta para llevar a casa. ¡Cuidado!

3° El deporte quiere ser aliado. ¿Quieren pasar más tiempo juntos pero sin tener que gastar dinero? La solución es sencilla, un poco de ejercicio ayudará a mejorar la vida en pareja. Además, está científicamente comprobado que el ejercicio mejora la vida sexual.

4° Más allá del amor, debe haber salud. Las posibilidades de comenzar a tener enfermedades cardiovasculares, diabetes, presión arterial alta, trastornos en el sueño o cálculos biliares, aumentan cuando los hábitos saludables son sustituidos por momentos de sofá, TV y comida. Es esencial para el funcionamiento de una pareja que perdure la atracción física.

5 °Salud, buenos hábitos… ¿Y el sexo? No todo tiene por qué parecer una rutina sin comodidades. Una sesión de sexo de unos 20 minutos, no es exactamente un ejercicio completo, sin embargo, si la vida sexual se mantiene activa los beneficios para tu vida de pareja serán incontables.

El triste ciclo infinito

Cortesía: minutouno

“Por triste que parezca, la realidad es que cuando las parejas se separan, el índice de masa corporal disminuirá gradualmente hasta volver a los valores antes de la ‘vida en pareja’, tanto en hombres como en mujeres”, apuntó Jutta Mata, líder de la investigación.

Con referencia a lo anterior, el peso de más ganado durante la convivencia desaparece, ya sea por motivos emocionales, cuando se busca una sensación de superación personal (por la pérdida) o , como sugieren los autores: porque los sujetos que vuelven a buscar pareja deciden adelgazar para estar más atractivos.

Christopher Gutiérrez | @diamantesgopro | Culturizando
Fuentes: Investigaciónyciencia.es | Elespecador | Eldiariodelanena