El curioso origen de la frase “cuando una puerta se cierra, otra se abre”

Cuando cerramos un ciclo, atravesamos una situación difícil, o simplemente necesitamos un nuevo comienzo luego de un fracaso o decepción. Con frecuencia utilizamos esta inspiradora frase, pero… ¿conoces su origen?, ¿sabes cuál fue su autor? En las siguientes líneas trataremos de explicar un poco el curioso origen de esta expresión popular.

Carlos Román
Creado por Carlos Román (User Created Content*)USER CREATED CONTENT and not by Playbuzz employees and /or any of its agents or any one of Playbuzz behalf.
Elegir 2 feb 2019
Help Translate This Item

Existen dos teorías que refieren o especifican el origen de esta singular frase, así que al final de la historia quedará a criterio del lector elegir la que resulte más atractiva.

Develando el origen

Indagando en el entramado mundo de la Internet, esta reflexiva y hasta nostálgica frase se le atribuye nada más y nada menos que al científico e inventor Alexander Graham Bell, quien sufrió muchos reveses y fracasos durante su vida, no solo en su carrera sino también en el ámbito familiar. Estas tribulaciones más que impedirle salir adelante, le dio fortaleza para continuar y trascender en la historia de la ciencia.
 
Esta peculiar expresión tiene un complemento que la acompaña, que nos invita a profundizar en lo importante que es nuestra vida cotidiana: no rendirnos, sino luchar, a pesar de las adversidades, hasta ver la luz al final del túnel.

Graham Bell, escribió textualmente lo siguiente: “Cuando una puerta se cierra, otra se abre; pero muchas veces miramos por tanto tiempo y con tanto pesar a la puerta cerrada, que no vemos la puerta que se nos ha abierto”.

“When one door closes another door opens, but we so often look so long and so regretfully upon the closed door, that we do not see the ones which open for us”.

Alexander Graham Bell

Getty Images

Otra postura

La otra teoría acerca del nacimiento de la frase, se le concede al famoso escritor español Miguel de Cervantes, quien usó variantes de esta expresión en su obra célebre “El Quijote” de 1605, plasmando: “Donde una puerta se cierra, otra se abre”.
 
Más allá de la simple referencia, cuando buscamos en portales y libros frases de Miguel de Cervantes, este popular adagio aparece reflejado bajo su autoría, denotando que tiene una historia que le aporta mayor trascendencia y significado para su uso.

“Donde una puerta se cierra, otra se abre”.

Miguel de Cervantes

Getty Images

Aplícala

Esta sencilla pero profunda cita literaria -si podemos llamarla así-, más allá de su origen, nos llama a abrir los ojos, a ver más allá de lo obvio, a trascender del dolor a la felicidad, y a sobreponernos sin importar cuál sea la causa de nuestra desdicha o debacle temporal.

Siempre tendremos una oportunidad para hacer las cosas bien, para recomenzar y para replantearnos nuestras metas; en este sentido, que cada error, caída, fracaso o falla nos conceda el aprendizaje necesario para fortalecernos y ser mejores.
 
Y tú ¿Eres de los que abre puertas o te encierras tras ellas? Cuéntanos tu experiencia…
 
Escrito por: Carlos Román | @VeneTiger | Culturizando
 
Con información de: Yourdictionary | CVC Cervantes | Reflexiones para Vivir