“Eres sólo un mugroso labrador que sigue a un orate”.
Dulcinea (a Sancho Panza), Extracto de Don Quijote de la Mancha