¿Quién fue el mago Merlín?

La historia del rey Arturo es bien conocida por todo el mundo por cómo, con valentía y fuerte audacia, sacó a Excálibur de la piedra… Un personaje que siempre lo acompañó en sus proezas fue el mago Merlín, pero ¿qué sabemos de este mágico ser?

Braulio Coronel
Creado por Braulio Coronel
Elegir 2018 M08 12
Help Translate This Item

Merlín fue un poderoso y famoso mago galés que vivió, presuntamente, en el siglo VI. Su historia se centra durante el ciclo artúrico, cuando estaban en auge las tradiciones celtas y las historias legendarias de las islas británicas y de Bretaña, la cuales relataban las hazañas del rey Arturo y sus caballeros de la Mesa Redonda.

Según algunas leyendas, la madre de Merlín era una monja que fue violada por una entidad demoníaca y, por ello, él tenía extraordinarios poderes que iban desde hablar con los animales, cambiar de forma y hacerse invisible, hasta algunos mucho más delicados como controlar el clima y los elementos, los cuales empleaba con sumo cuidado para no enfurecer a la naturaleza (la diosa más poderosa de todas).

Durante su juventud, Merlín se dedicó a atraer a las personas al lado oscuro, pero al crecer decidió hacer precisamente lo contrario y se convirtió en el guía espiritual de su época. Así, se hizo consejero de diferentes reyes, como: el usurpador Vortigern, Ambrosio Aureliano, Uther Pendragon y su hijo, el rey Arturo de Camelot.

En la novela medieval “Lancelot y Ginebra”, se contaba de Merlín lo siguiente: "Conocía la esencia de todas las cosas, su transformación y su renovación; conocía el secreto del sol y de la luna, las leyes que rigen el curso de las estrellas en el firmamento; las imágenes mágicas de las nubes y el aire; los misterios del mar. Conocía los demonios que envían sueños bajo la luna. Comprendía el grito áspero de la corneja, el volar cantarín de los cisnes, la resurrección del fénix. Podía interpretar el vuelo de los cuervos, el rumbo de los peces y las ideas ciegas de los hombres, y predecía todas las cosas que sucedían después".

Acabó sus días en el bosque de Brocelianda (Bretaña), en una prisión de cristal, puesto que su enamorada eterna, Nimue -al temerle por ser hijo del demonio- lo encerró con el mismo hechizo que él le enseñó.

Un aspecto interesante del relato es que Niume es conocida como “La Dama del Lago”, debido a que Merlín, en su afán de conquistarla, le construyó un palacio en el fondo de un lago y, por ello, recibió ese título.

Por Braulio Coronel | @braulio_coronel | Culturizando
Con información de: wikipedia.org