Ratko Mladić, el "carnicero de Bosnia" que fue condenado a cadena perpetua

Ratko Mladić nació el 12 de marzo de 1943​ en Božanovići (actual Bosnia y Herzegovina), es ex-jefe del Estado Mayor del Ejército de la República Srpska (VRS) durante la Guerra de Bosnia, entre 1992 y 1995.

Titi González
Creado por Titi González (User Created Content*)USER CREATED CONTENT and not by Playbuzz employees and /or any of its agents or any one of Playbuzz behalf.
Elegir 15 dic 2017
Help Translate This Item

En el año 1996, fue acusado de crímenes de guerra y genocidio por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia en La Haya, por el asedio a Sajarevo, en el que murieron más de 100.000 personas y por la masacre de Srebrenica, en la que fallecieron más de 7.000 hombres y niños bosnios el 11 de julio de 1995 en Srebrenica. Este último es considerado el mayor caso de asesinato en masa cometido en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

A Mladić se le dictó una orden de arresto internacional ya que existían motivos suficientes para creer que el acusado había cometido dichos crímenes, incluyendo genocidio. El Gobierno de los Estados Unidos ofreció en ese momento una recompensa de cinco millones de dólares por su ubicación.

Según informaciones encontradas en 2006, tras la Guerra de Bosnia vivió en un suburbio de clase alta de Belgrado, protegido por Slobodan Milošević (presidente de Yugoslavia, 1997-2000), y en instalaciones militares hasta junio de 2002, momento en que se le permitió escapar y se le perdió la pista. Su captura y entrega al tribunal fue una de las condiciones que puso la Unión Europea para el acceso de Serbia a la misma.

El 26 de mayo de 2011, el presidente de Serbia, Boris Tadić, anunció la captura de Mladić e inició su proceso de extradición a La Haya​ para ser juzgado por 11 delitos que incluían: genocidio, complicidad en genocidio, persecuciones, exterminación, asesinato, deportación y actos inhumanos; también por infligir terror a civiles, trato cruel, ataques indiscriminados contra la población civil y toma de rehenes.

El 22 de noviembre de 2017, La Haya anunció la condena de Mladić a cadena perpetua al ser hallado culpable de 10 de los 11 cargos que le fueron imputados.

"¡Que sean bombardeados hasta que enloquezcan!"

Durante la Guerra de Bosnia, el desprecio de Mladić por las víctimas civiles era evidente en algunas de las órdenes que se le atribuyeron durante el asedio a Sarajevo: "¡Quemen sus cerebros!", "¡Que sean bombardeados hasta que enloquezcan!", son algunas de las instrucciones que habría dado a sus soldados.

"Un héroe de la patria"

Para muchos serbios Mladić fue "un gran patriota". El propio alcalde serbobosnio Mladen Grujicic, asegura que Mladić no cometió ningún crimen.

Él permaneció prófugo de la ley por muchos años, permanecía por tiempos cortos en muchas casas para no ser encontrado y evidentemente quienes lo escondían confiaban plenamente en su inocencia.

En Pale, que fue sede del gobierno serbobosnio durante la guerra, él y Karadžić son considerados "héroes nacionales".​ Incluso dentro de algunos sectores de las Fuerzas Armadas de Serbia se le reconoce como tal.


Titi González Méndez | Culturizando
Con información de bbc.com | wikipedia.com