Las arpías, de vigilantes de Zeus a seres malignos

Actualmente utilizamos este término a las personas mal intencionadas, pero anteriormente fueron fieles trabajadoras de Zeus, es hora de que conozcas su historia.

Las Harpías o Arpías eran seres que lucían como mujeres hermosas con alas y que su principal tarea era hacer cumplir el castigo que fue impuesto por Zeus a Fineo.

Las Arpías se aprovechaban de su capacidad de volar, robaban constantemente la comida de todos los que pudieran. Esto hizo que se pelearan con los Argonautas.

En historias mitológicas posteriores, ellas fueron transformadas en genios del mal con cuerpo de ave, con horribles rostros de mujer, orejas de oso y garras afiladas, que a donde llegaban traían tempestades y pestes.

Así es como se les conoce actualmente, como personajes frívolos y que traen mal augurio.

También se caracterizaban por hechizar a quienes escucharan sus cantos mágicos. En las historias, se dice que las arpías se comunican con gritos y cacareos que para las personas normales resultan espeluznantes.

Según Hesíodo, las Harpías eran en principio dos: Aelo y Ocípete. Luego, los romanos añadieron a Celeno, la más mala de todas.

En sus escritos, Homero nombra en la Ilíada a otra llamada Podarge. También se describe a las arpías madres de Flógeo y Hárpago.

En la actualidad, se le dice arpía a las personas malignas que son capaces de corromper a otros.


Titi González Méndez | Culturizando
Con información de definicion.de | wikipedia.org