El misterio de la Isla de Pascua

Detrás de Los Moais de la Isla de Pascua existen muchas preguntas sin responder. Algunos creen que estos monumentos son pruebas de la Conexión Transoceánica Annunaki, o al menos de una civilización perdida en el tiempo de la cual se sabe muy poco.

Getty Images

Los Moais son las estatuas que se encuentran en la Isla de Pascua, al oeste de Chile. Son al menos seiscientas, labradas en piedra y con estaturas de hasta 25 metros y existen desde hace más de 10 siglos. Existen muchas peguntas sobre quiénes y cómo hicieron para construirlas que aún no quedan claras.

Muchos se preguntan cómo hicieron para levantarlas una vez terminadas ya que se calcula que pesan al menos 30 toneladas. También existe la duda sobre cómo les colocaron las enormes coronas de piedra rojiza de hasta dos metros de altura y 2.5 de diámetro, que lucían por lo menos 58 de las estatuas.

Algunos arqueólogos aseguran que los Moais fueron transportados hasta las playas con ayuda de troncos, cuerdas y angarillas pero no existen rastros de que esto haya sido así.

Getty Images

Se conoce que en 1915 Katherine y William Scoresby realizaron por primera vez una expedición arqueológica en la isla, dando a conocer los majestuosos cuerpos de los Moais, enterrados según su datación, desde hace 1500 años. Con el tiempo se ha descubierto que los monumentos no son solo cabezas, sino que tienen cuerpos completos enterrados y unas inscripciones extrañas.

Pasaron varias décadas para que esta investigación iniciada por Katherine y William Scoresby ,se retomara y varias instituciones sin ánimo de lucro se dieran a la tarea de finalizar el trabajo que se comenzó a principios del siglo XX.

Se ha descubierto que los Moais pueden llegar a medir hasta 8 metros de altura, también que los que llevan más tiempo enterrados poseen inscripciones misteriosas en su espalda. Además, la profundidad de los Moais que están más enterrados no coincide con las fechas estipuladas. Sin lugar a dudas un verdadero misterio que tiene que ver con la historia de la humanidad y civilizaciones antiguas y más desarrolladas de lo que podemos pensar.

Getty Images

La fecha que se estipula para algunas de las estatuas nos lleva a épocas prediluvianas, donde se cree que se generó un contacto transoceánico entre culturas. Estas islas pudieron ser centros de comercio o una serie de islas que, antes del diluvio, se encontraban lo bastante unidas como para que en ellas se hubiese conformado una ciudad metrópoli. Se especula sobre la Atlántida, el misterioso continente perdido, pero aún no existen pruebas sustentables sobre ello.

Hasta los momentos los datos de la escritura presente en las espaldas de los Moais y siguen siendo estudiadas por expertos, quienes permanecen en el anonimato para evitar presiones.

Getty Images

Una hipótesis afirma que una ola gigante barrió la ex isla y su antigua civilización, que se perdió en las brumas del tiempo. Que las estatuas no fueron enterradas, pero el paso del tiempo, el escombro y el polvo borraron a esta civilización, de la cual no se sabe mucho.

Sebastián Englert uno de los más reconocidos investigadores de Pascua alcanzó a contar 58 estatuas por los alrededores de los Ahus o Templos, 31 cerca de la cantera de Puna Pau, 276 Moais abandonados en las cercanías del volcán Rano Raraku (83 de ellos sin terminar) y 324 repartidos por el resto de la isla, muchos ya erectos y otros abandonados en los caminos.

Con el aporte de Englert está hecho un inventario. Pero Pascua, la isla más lejana del mundo, sin ningún tipo de vinculación geológica a algún continente, continúan siendo un enigma sobre su pasado.


Titi González Méndez | Culturizando
Con información de El Tiempo

TRENDING